Top – Mis 10 Cómics favoritos del 2020

He aquí, porque nadie lo pidió, mi top 10 de cómics leídos a lo largo de este año. Todos estos materiales están muy recomendados. El orden en que aparecen es el mismo en que los leí, nada más. Es un post largo, aviso.

1. SWEET TOOH
(Jeff Lemire. Vertigo/DC Comics 2009-2013).

Luego del apocalipsis provocado por una plaga asesina, un adolescente mutante (que no es una Tortuga ninja, sino un ciervo sin entrenamiento marcial) se topa con un viejo amargado más rudo que Rambo. Estos dos personajes son la clave para que el resto de los humanos/mutantes puedan vivir más o menos en paz en el futuro. El ritmo, las palabras y los personajes de Lemire crean un mundo verosímil y lleno de tensión.

2. GOTHAM CENTRAL
(Ed Brubaker, Greg Rucka, Michael Lark y otros. DC Comics 2003-2006).

El departamento de policía de Ciudad Gótica tiene que lidiar no sólo con el crimen de la ciudad más peligrosa del universo DC (que se queda leve comparada con muchas de México, pero bueno), sino con la presencia y acciones de Batman y su galería de villanos y colaboradores (y los elementos corruptos dentro de la policía). Esta serie nos coloca en las oficinas, las patrullas y las escenas del crimen junto a los detectives y otros empleados de la comisaría. Lo mejor es el enfoque de novela policiaca, lejano a las aventuras de súper héroes y cercano a las historias personales de los encargados de guardar el orden en Gotham.

3. THEY CALLED US ENEMY
(George Takei, Justin Eisinger, Steven Scott, Harmony Becker. Top Shelf Comics, 2019)

Desde el punto de vista de un niño, se narra cómo fue la experiencia de vivir en un campo de concentración para japoneses dentro de los EE.UU. Porque sí, en la tierra de los libres y el hogar de los valientes (eso dicen ellos) hubo campos de concentración para recluir a sus propios ciudadanos. Takei y compañía relatan las pérdidas económicas y de garantías individuales que experimentó su familia y muchas otras, además de los esfuerzos por los adultos para que la vida continuara lo mejor posible. El espíritu oriental, la inteligencia adaptativa y la inocencia infantil demostradas en una sola obra de narrativa gráfica.

4. CONCRETE
(Paul Chadwick. Dark Horse 1986-1995).

Un escrito muy reflexivo queda atrapado dentro de un cuerpo de concreto de dos toneladas. No necesita respirar, tiene súper vista. ¿Llorar o celebrar? Chadwick utiliza este personaje para explorar no sólo áreas inaccesibles a los seres humanos, sino también para filosofar sobre varios temas que le aquejaban al personaje desde antes de su transformación: la seguridad (individual y colectiva), la ecología, las relaciones personales, la paternidad, la estabilidad económica.
Cada uno de los volúmenes nos muestra a Concrete y sus allegados en un lapso de tiempo en el que vive acontecimientos alrededor de un tema específico. Hay mucha narración en primera persona, que de hecho es lo más valioso de la obra, aunque no lo único. El dibujo de Chadwick (en blanco y negro, por cierto) evoluciona y cada vez presenta imágenes más atractivas y sorprendentes.

5. LONE WOLF AND CUB
(Kazuo Koike, Goseki Kojima. Weekly Manga Action 1970-1976).

Éste ya lo había recomendado antes, pero hasta este año pude terminar de leer la serie , completa. Ogami Itto, un samurái letal, ejecutor del señor feudal, es víctima de una trampa para hacerlo parecer un traidor a su señor. Escapa junto con su hijo Daigoro, un niño de tres años. Ambos eligen el camino del asesino, que los llevará a tomar venganza del clan que traicionó a Itto. La aventura es larga y llena de truculencias.
El viaje es por la historia y la cultura japonesa medieval. Las secuencias de combate y los paisajes son memorables. Es una lectura de largo (y gélido) aliento, pero edificante y llena de emociones.

6. THE SCULPTOR
(Scott McLoud, First Second Books, 2015).

Un escultor joven y fracasado que tuvo una fama efímera y cree que ha hecho todo lo que tenía en sus manos para triunfar. Un ente sobrenatural le ofrece un trato (ya sabemos cómo terminan estas transacciones).
¿Qué harían ustedes si supieran que sólo tienen doscientos días más de vida y un talento sobrenatural para utilizar a discreción? McLoud se mete en las entrañas y la mente del adulto contemporáneo y plantea dudas filosóficas que no necesariamente tienen respuesta.

7. JERUSALEM
(Guy Delisle. Drawn & Quarterly, 2011).

El maestro de la crónica de viaje en lenguaje de narrativa gráfica lo hace de nuevo. El autor plasma cuán peligrosa, ecléctica e injusta es la vida en Jerusalén. Las incongruencias y los conflictos están a la orden del día en el corazón de la ciudad sagrada. Los contrastes que retrata Delisle se enfocan no sólo entre las diferentes culturas que conviven allí, sino entre el ambiente de tensión de una ciudad en eterna guerra con la relativa calma en la que viven otros lugares privilegiados.

El autor no olvida que su posición en el mundo es privilegiada con respecto a muchas otras personas, y no pasa por allí sin mencionarlo, lo cual siempre es un recordatorio para el lector que tiene oportunidad de leer un cómic sin el riesgo de que empiece una revuelta o una bomba explote en el vecindario.

8. THE MOUNTAIN WITH TEETH. Historias de piedra.
(Alejandra Gámez, 2018).

Minificciones en narración gráfica. Historias cortas en cómics de una página (a veces un poco más). La imaginación y el punto de vista único destilados en historietas sintéticas y con el lenguaje justo. Gámez domina lo que quiere decir y sabe decirlo en pocas viñetas/palabras. De lo mejor que se hace en el país en cuanto a cómic.

9. JIM HENSON’S THE STORYTELLER: FAIRIES
(Varios autores. Boom! Studios, 2017-2018).

Cuatro historias de hadas o del mundo feérico a cargo de 4 equipos creativos diferentes (todos con resultados sorprendentes). Cada historia es presentada por el “Storyteller” y su perro, pero lo importante en sí es el despliegue de imaginación para retomar temas conocidos o narrar nuevos cuentos que parecieran milenarios.
Una ventaja más de esta pequeña colección es que es una lectura adecuada para niños mayores a diez años, algunas de ellas inclusive para más pequeños.

10. PULP
(Ed Brubaker, Sean Phillips. Image 2020)

Un viejo escritor de revistas pulp en la década de los 30, de historias de vaqueros para más INRI. Él mismo fue protagonista de historias similares en su juventud, pero eso quedó atrás… o eso cree él. Cuando la necesidad toque a su puerta, tal vez sea necesario volver a las andadas aunque sea una última vez. Nadie narra historias de crimen al nivel de Brubaker y Phillips.