Toshio Maeda, el maestro de los tentáculos

Ecos de La Mole

El famoso mangaka Toshio Maeda, conocido por sus obras hentai como la Blue Girl, Urotsukidoji o New Urotsukidoji, estuvo de visita en México en La Mole 2018.

Anteriormente Maeda nos visitó como invitado de la embajada japonesa para las semanas culturales que organiza ese país en nuestro territorio, pero el artista, quien en múltiples ocasiones manifestó su amor por México, tenía ganas de asistir a un evento más relacionado con su trabajo y en el que pudiera estar en contacto con sus fans. Durante el evento en todo momento se le vio amable, sonriente y deseoso de compartir sus experiencias con cualquiera que quisiera escucharlas.

La convención programó dos charlas para el maestro de los tentáculos (apelativo que se ganó por el uso frecuente de estos como elementos eróticos en sus historias), la primera el sábado por la noche que era exclusiva para participantes mayores de 18 años y otra más el domingo por la mañana, en apariencia apta para todo público, pero casi podríamos asegurar que es imposible sostener una conversación con Toshio Maeda sin que en algún momento se sienta subida de tono.

Toshio Maeda es un auténtico personaje, alguien que habla de cualquier cosa que se le viene a la mente y sin ninguna reserva. Lo mismo te puede contar de sus experiencias con sexoservidoras, el tamaño del miembro viril masculino y las competencias que presenció gracias a eso, las prácticas swinger entre parejas japonesas o las desaveniencias que su curiosidad sexual provocaba en su matrimonio.

Sin necesidad de preguntar demasiado, Toshio se sienta a hablar y hablar de todo aquéllo que tarde o temprano terminaría siendo fuente de inspiración para su trabajo.

Sobre esa misma inspiración y la diferencia entre crear historias para hombres o mujeres menciona que son muy marcadas: Mientras los hombres solo quieren ver más volumen en los personajes, las mujeres son más específicas en sus peticiones: le describen cómo quieren que las toquen, por dónde, el lugar, los movimientos y las veces en que tiene que ocurrir el acto.

A pesar de que su forma de expresarse tan abierta pudiera parecer agresiva para algunos, se desenvuelve de manera tan natural que termina siendo simpática.

Llevándonos por disertaciones filosóficas tan profundas e impensadas como “¿Qué pasaría si estoy teniendo sexo con mi novia y de repente aparece un zombie?” y la forma en que esto modificaría sus técnicas amatorias o su sexualidad, escucharlo hablar te da un recorrido por el tipo de pensamiento japonés que comúnmente vemos reflejado en mangas hentai.

Es difícil expresar la visión del mundo de Toshio Maeda, probablemente podríamos decir que es libre, experimental y muy divertida, y su principal consejo: “Además de leer hay que poner las cosas en práctica”, pero para que se den una mejor idea, chequen el vídeo de su plática en nuestra página de Facebook.

Cuando te ponen a moderar una plática pero está más entretenido el grupo de WhatsApp