Pedro Páramo

En palabras de Gaider-Abdul

“Estás otra vez soñando mentiras.”
–Juan Rulfo, Pedro Páramo


 

VINE A LA COVACHA PORQUE ME DIJERON QUE IBAN A HABLAR DE MI PADRE

Leí en un meme: Si no has leído Pedro Páramo ni El laberinto de la soledad, no eres mexicano.

Sentí pena. Hace años leí uno de los ensayos de El laberinto, pero de Pedro Páramo prácticamente ni siquiera habíaescuchado nada.

Investigué un poco sobre el tema y encontré la única forma en la que siempre se debería leer este libro: en la edición del FCE revisada por el autor y cuya portada es el garabato de un perro fantasma dibujado por su hijo. Y que además de ser un libro corto, bajo ninguna razón debería costar más de $50 pesos. (En Amazon está en $108 pesos con Envío por Prime, por si les interesa).

Así pues, con mi libro medio deshecho debido al paso del tiempo por sus hojas, y el amarillo chillón en su portada, me dediqué a saber cuál es la maravilla de esta novela tan corta.

EXÍGELE LO NUESTRO

Pedro Páramo, de Juan Rulfo, es importante por su cruda sinceridad en la que todos los personajes, y el imaginario cultural surreal del mexicano, se ve plasmado en sus letras con una naturalidad que da voz a aquellos que nunca han podido hablar por sí mismos.

Inicia con Juan Preciado yendo a su pueblo natal, Comala, con la intención de conocer a su padre porque se lo prometió a su madre en su lecho de muerte.

¿Qué clase de mexicano no iría al pueblo más lejano del país, caminando o de rodillas, sólo porque su mamá se lo pidió cómo última voluntad?

Ahí empieza una serie de naturalidades mexicanas dónde conocemos a poco la historia de Comala (seguro del comal que está en el fuego cercano al infierno), un pueblito que está muriendo y donde no quedan más habitantes que algunas almas en pena, todos ellos acosados por la imagen omnipresente de Pedro Páramo, quien no es sólo el padre de nuestro protagonista, sino también la quintaesencia del cabrón mexicano (los más viejos lectores le llamarán “cacique”), que es en todo momento odiado, respetado, temido y admirado por el mismo pueblo que no puede existir sin él.

COBRA CARO EL OLVIDO

Rulfo le descubre al lector una cantidad impresionante de personajes e historias que asombran al estar contenidas en tan pocas hojas. Uno tras otro contándonos lo más importante que tuvieran para regalar.

Tantas historias, tan diferentes que diera la impresión de que no importa en qué página empecemos, lo mismo entenderemos el libro porque, cómo lectores, estamos rodeados de las mismas historias con las que convivimos en la vida real: el tipo que esclaviza a todos, el patriarca que abandonó a sus hijos, el tonto enamorado de un imposible, la mujer vuelta loca por no poder tener hijos y, allá en las historias que son susurros, los hermanos incestuosos que se aman y odian al mismo tiempo.

Algunos hablan sobre cómo fueron abusados y otros sobre sus abusos, una serie de mexicanos cuyas historias se terminaron por enfriar cuando se apagó el pueblo de Comala.

Los expulsados del paraíso, los que no tuvieron redención, los que ni siquiera hicieron tanto mal para ganarse el infierno. Todos condenados en una media luna, que comparten con todos nosotros, a recordar la culpa eterna nuestros males.

Porque no queda nadie que rece por ellos, por nosotros. Porque eso de rezar para que las almas salgan del purgatorio es una cosa de viejitos que ya no se estila.

APAGANDO EL FUEGO

Finalmente,Pedro Páramo hace una pregunta dolorosa a todos los mexicanos: ¿Vas a ser lo suficientemente bueno o malo para pertenecer a algún lado?, ¿o vas a reclamar tu lugar junto a los murmullos que esperan que alguien les rece para alcanzar la redención?


FICHA COVACHA

PEDRO PÁRAMO
Autor: Juan Rulfo.
Páginas: 132.
Idioma: Español.

Disponible en Amazon México.