The Amazing Adventures of Kavalier and Clay

LIBROS

The Amazing Adventures of Kavalier and Clay es una novela de Michael Chabon que ganó el premio Pulitzer en el 2002, además de varios otros premios y reconocimientos. Recuerdo que supe de su existencia por algún sitio de noticias comiqueras y que la única descripción que ofrecía explicaba que Sam Clay y su primo Josef Kavalier eran un par de jóvenes judíos que creaban a un superhéroe llamado The Escapist y vivían una serie de peripecias al encontrarse en medio del nacimiento y expansión de la industria del cómic en Norteamérica.

Mi primera idea fue que el autor había hecho una novela basada en las vidas de Jerry Siegel y Joe Shuster, los creadores de Superman (también judíos), idea que se vió reforzada tras ver a Chabon en uno de los videos incluidos en el DVD de Unbreakable (El Protegido, M. Night Shyamalan, 2000), donde participa en una discusión sobre el origen del género de superhéroes en el cómic norteamericano con Superman como tema central.

Compré el libro hace años, y recuerdo que por varias razones me demoré bastante en empezar a leerlo. Siendo un ejemplar voluminoso (más de 600 páginas) no era cómodo para cargarlo conmigo, no tenía tiempo para leerlo en casa, y debo confesar que aún cuando me interesaba el tema y sentía curiosidad por ver el tratamiento que Chabon le daba, no tenía muchas ganas de leerlo, y no sé por qué. Tal vez se deba a que el diseño y la portada (al menos en la edición de Picador de 2001, que es la que tengo) le dan una apariencia de libro aburrido. Sé que puede parecer un pretexto ridículo, pero así es. Aquí podría aplicar aquello de “nunca juzgar a un libro por la portada”, ya que el libro puede ser muchas cosas pero aburrido jamás.

Este es el diseño y portada de la edición de 2001 de la novela.

Si bien hay pasajes en que es claro que Chabon usa a sus protagonistas como proyecciones de Siegel y Shuster, lo hace de forma excelente, pues les da personalidades propias y una historia interesante con la que es fácil empatizar. Además de un talentoso artista, Josef es un aprendiz de escapista que realiza su mayor truco al escapar de una Europa controlada por los nazis para llegar a América, donde conoce a su primo Sammy, oriundo de Brooklyn. Para terminar de redondear su caracterización, integra detalles históricos a su historia, y la creación de The Escapist, el héroe de Sammy y Josef, se da como una respuesta al éxito de Superman.

Su exploración de la vida en Nueva York durante la segunda guerra mundial está llena de detalles que le dan una viveza y realismo extraordinario a su historia, que toca temas como amor, lealtad, amistad, religión, crueldad, perdón, y la capacidad de sobreponerse a la adversidad. Y lo hace con un sentido de asombro, en medio de atrevidos escapes, y aventuras que van más allá de las intrigas de la industria editorial de la época y su relación con Hollywood y el medio del espectáculo.

La creación de The Escapist y la fama y fortuna adquiridas por Sammy y Josef ocupan sólo los primeros capítulos del libro, el cual sigue sus aventuras y desventuras desde 1938 hasta mediados de los años 50, mayormente en la ciudad de Nueva York. El trabajo de Chabon es impecable tanto en el desarrollo de personajes como en la recreación de la metrópolis y algunas de sus personalidades más famosas de la época. Además, su exploración sobre el origen de la industria del cómic, creada mayormente por inmigrantes judíos en la ciudad de Nueva York, es simplemente extraordinaria.

Michael Chabon se ha esforzado por acabar con la distinción entre la literatura “seria” y la del entretenimiento.

Puede que la parte final del libro no sea del agrado de mucha gente, pues he escuchado y leído a más de una persona la idea de que la novela pierde mucha de la magia que la impulsa desde sus primeras páginas, pero me parece que es por diseño, pues el tratamiento de la historia parece indicar que fue estructurada de una forma muy similar al ciclo del héroe, algo bastante apropiado si consideramos la temática del libro.

The Amazing Adventures of Kavalier and Clay es una lectura obligada para todo fan de los cómics con algún interés en la historia del medio, sobre todo si son de aquellos que ven más allá de sus cualidades escapistas o de las evidentes fantasías de poder adolescente que se manifiestan, sobre todo, en el género de superhéroes. Y, para quienes no conocen o no les interesa el medio, es una gran novela de época en la cual lo mismo aparecen Orson Wells y Dolores del Río que Salvador Dalí o el Golem de Praga.

Chabon es uno más de los autores “tradicionales” que han endorsado a los cómics como una forma de arte válida y digna de apreciación. Hay muchos escritores “de género” que lo han hecho durante décadas: Harlan Ellison, Ray Bradbury, Philip José Farmer, Clive Barker, Stephen King o Terry Pratchett son algunos de ellos, pero en los últimos años muchos autores considerados ‘mainstream’ también se han convertido a la causa. Escritores como Greg Rucka, Ta-Nehisi Coates, Saladin Ahmed y Brad Metzer incluso se han convertido en autores regulares de cómic, y el propio Chabon trabajó en una versión del guion de Spiderman 2, de Sam Raimi, y aproximadamente un tercio de su historia fue usada en la película.

Los cómics de The Escapist han contado con grandes colaboradores.

Otros libros suyos han sido adaptados al cine, y entre 2005 y 2006 se habló de llevar Cavalier and Klay a la pantalla, pero nada se concretó. La última vez que se mencionó la posibilidad, fue cuando el director Stephen Daldry, quien pretendía dirigir la película desde 2005, comentó que le gustaría desarrollar el proyecto como una serie de TV de ocho episodios para HBO, aunque el proyecto nunca se puso en marcha.

Donde hubo más que sólo avances fue en los cómics, pues a lo largo de los años han aparecido varias antologías y miniseries de The Escapist, el héroe creado por los protagonistas de la novela, con historias por algunos de los artistas y autores más talentosos del cómic contemporáneo, además de una novela gráfica de Brian K. Vaughan inspirada en ella, Michael Chabon’s The Escapists, la cual está ambientada en la época contemporánea.