Cereal & Cartoons | Los Verdaderos Cazafantasmas

Cuando hay algo extraño en el barrio, ¿a quién vas a llamar? Obviamente ni a protección civil ni mucho menos a la policía, capaz que te va a peor y terminas con la calle clausurada o siendo el anfitrión de una redada anti-drogas en la sala de tu casa. Pero hubo tiempos mejores en los que podías contar con un cuarteto de locos dispuestos a ir a arreglar tus problemas…claro, si tus problemas tenían que ver con espectros, fantasmas, monstruos o alguna otra clase de seres sobrenaturales y fenómenos paranormales. Esos cuatro sujetos eran Los Cazafantasmas.

cereal5

I  AIN’T AFRAID OF NO GHOSTS

Yo, como muchos mexicanos de mi generación, conocí a los Cazafantasmas en las películas antes que en la serie animada, y aunque el cariño que le tengo a las películas es muy grande, para mí Los Verdaderos Cazafantasmas son los que salían en la caricatura, por el simple hecho de haber convivido mucho más tiempo con ellos que con sus versiones live-action.

Fue por eso que cuando era niña por un tiempo fui presa de una pequeña confusión…sabía quiénes eran los personajes, los identificaba perfectamente, pero siempre me preguntaba ¿por qué no se parecen a los de la película? La confusión se pasó rápido gracias a que en aquél entonces las aventuras de mis héroes favoritos eran más importantes que sus diseños de personaje.

Ya mayor, y conociendo a personas con más colmillo en esto de la caricatureada que yo, descubrí que fue para evitar demandas y conflictos por los derechos de parecidos (likeness) entre los actores de las películas y los diseños de la serie animada.

Estamos listos para creerte
Estamos listos para creerte

LOS CAZAFANTASMAS

A pesar de las diferencias físicas, las personalidades de los héroes de la caricatura eran muy parecidas a las de del live-action, así tenemos que:

  • Peter Venkman seguía siendo un tipo hablador, engreído y astuto, pero valiente y de buen corazón (además de ostentar de un dudoso doctorado), decidido a llegar hasta las últimas consecuencias por su equipo.
  • Ray Stanz era un ingeniero rebosante de ideas formidables, lleno de optimismo, empatía y afecto por sus compañeros.
  • Egon Spengler era mi favorito (e incluso durante gran parte de mi niñez-adolescencia yo JURABA que me iba a casar o con él…o con la persona más parecida a él que me pudiera encontrar), poseedor de una mente científica tan brillante que mantenía su pensamiento lógico en constante movimiento ante cualquier situación, encontrando la manera de hacerle frente a cualquier dilema por imposible e improbable que pareciera.
  • Por último estaba Winston Zeddemore, el más valiente de los cuatro, y el que más desarrollo de personalidad tuvo durante la serie. Era el miembro más calmado y el que estaba siempre dispuesto a luchar con todas las fuerzas que su corazón y cuerpo le dieran, además de tener el sentido del humor, la sabiduría callejera y la avidez de conocimiento que complementaba las personalidades del resto del equipo.

A estos cuatro luchadores, por el equilibrio entre el mundo espectral y el real, se les sumó la presencia de quien se convirtiera en el inseparable compañero de Peter: Pegajoso, un fantasmilla chocarrero que aunque tuvo una breve aparición en la primera película, quedó muy clavado en la memoria de los niños (pero sobre todo en la de los creativos encargados de sacar mercancía de la serie).

Además estaba la secretaria Janine, irremediablemente enamorada de Spengler (o lo que es lo mismo, mi eterna rival de amores), que al igual que Winston, tuvo un crecimiento como personaje dentro de la animación, convirtiéndola en un elemento imprescindible dentro del Equipo de Cazafantasmas.

Casual que nadie le pone moneda al parquímetro y se llevan el Ecto-1
Casual que nadie le pone moneda al parquímetro y se llevan el Ecto-1

LA ÚLTIMA CUCHARADA

Si les soy sincera, ésta siempre ha sido mi caricatura favorita. Me divertía mucho viéndola, aunque a veces me asustaba (el Come Niños era el peor, y confieso haber tenido pesadillas con él), fue el origen de mi primer amor ficticio-verdadero (Egon, oh, Egon… ¿dónde estás, que no te veo?) pero sobre todo es la caricatura de la cual tengo recuerdos más claros.

Las voces, los colores, las escenas, los personajes…todo ello dejó una impresión tan fuerte en mí que siento que se funden dentro de mi cabeza, formando dentro de ella lo que yo llamaría el fantasma más vivo de mi memoria.

Monstruos de pesadilla
Monstruos de pesadilla


¿Llegaste a ver a los Verdaderos Cazafantasmas? ¿Te gustaban? ¿Cuál era tu episodio favorito? ¡Comenta con nosotros!