Cine | WB: Buscando Las Respuestas En Los Lugares Incorrectos (Opinión)

    Warner: Buscando las respuestas en los lugares incorrectos

    Por Isaac de la Rocha.

    Posterior a su estreno, Batman V Superman causó mucho ruido. La crítica la destrozó, y aunque no podemos llamarla un fracaso de taquilla, se quedó lejos de ser el éxito que una película con esos nombres en su título debió haber sido.

    Sin embargo, lo que encuentro más intrigante es la reacción a la película, no sólo de muchos espectadores, sino de la propia Warner. Esta compañía tiene un largo historial de aprender las lecciones incorrectas de sus fracasos y podríamos estar ante otro de estos casos.

    Uno de los puntos más criticados de la cinta fue su tono tan serio y oscuro, y parece que la reacción de Warner ha sido ordenar extensos reshoots a Suicide Squad para hacerla más ligera y graciosa, y lanzando un nuevo tráiler muy “Marvel” para su cinta de la Liga de la Justicia.

    Pero están ignorando el verdadero problema de la película, que no es que sea demasiado oscura o seria, sino que simplemente no es buena. La verdad es que el guión es un desastre, le sobran personajes y tramas secundarias al punto que parece que va a reventar, los personajes no tienen motivaciones, el villano es pésimo y la parte de “Martha” es estúpida. Es una muy mala película.

    Me agrada la idea de una serie de películas más oscuras y serias para competir contra las cintas Marvel, pues esto nos daría más variedad en el género. Pero estas películas deben de ser buenas para que funcione. Si BvS hubiera sido una cinta seria y oscura pero con el nivel de calidad de The Dark Knight, aún tendríamos a algunos fans quejándose, porque los fans se quejan por todo, pero les aseguro que la taquilla se estaría reventando y la marca del billón de dólares no sería problema.

    Éste es un patrón que he notado en Warner en varias ocasiones: nunca se trata de que sus películas sean malas, siempre es alguna otra razón. Cuando Catwoman fracasó, fue porque el púbico no estaba listo para una película con una mujer al frente; cuando Green Lantern se hundió, se debió a que era demasiado colorida y la gente quería ver cosas más oscuras. ¿Nunca se les ocurrió que tal vez la pésima calidad de esas películas tuvo algo que ver un su fracaso?

    Pero en vez de eso, Warner se ve desesperado de subirse al mismo tren que Marvel y tal vez la muestra más clara fue Suicide Squad, pues al ver esta película es muy notorio que hubo mucho retoque en post producción. Por momentos la cinta parece encaminada a los lugares oscuros del cómic, y de pronto se arrepiente y corre en la dirección opuesta.

    La película debió haber sido oscura, brutal y tensa, y si tenía humor, debía de ser negro e inapropiado, la clase de humor que un montón de criminales utilizarían. Y por momentos podemos ver esa película enterrada debajo de su pésima edición. No sé si la versión original de la película sea mejor que lo que vimos en cine, pero lo que sí sé es que el apresurado intento de convertir a esta cinta en otros Guardianes de la Galaxia no era lo que necesitábamos. Lo que necesitábamos era una muy buena película.

    Marvel no ha funcionado sólo por ser ligero y gracioso, ha funcionado porque sus películas tienen calidad, e incluso la peor de sus cintas se encuentra muy por encima del desastre que fue Batman V Superman. Igualmente tenemos la trilogía de Batman de Cristopher Nolan, con un tono para nada humorístico, pero con películas genuinamente buenas, y que fue un éxito tremendo de crítica y taquilla.

    Las películas de superhéroes no deben ser serias o graciosas, deben ser buenas. Claro que hay superhéroes que se prestan más a un tono que al otro. Por ejemplo, a Flash y a Superman se les acomodan más las aventuras llenas de ciencia imposible y un estilo más ligero, mientras que, por ejemplo, Aquaman, funciona mejor en aventuras de tono más serio que reflejen su estatus como gobernante de una civilización muy antigua y tradicionalista.

    Aprovechar estas posibilidades es lo mejor que pueden hacer, y no intentar seguir modas que creen les aseguraran el éxito. Warner necesita entender que no es la falta de chistes lo que hunde sus películas, es la falta de calidad.12