Cómics | DC Rebirth #1 (Reseña)

    Finalmente DC Cómics nos entrega la primera historia de DC: Rebirth, y con este renacimiento el guionista y jefe creativo de la editorial Geoff Johns marca no solamente el final de los Nuevos 52, también, gracias a un uso extremo de la nostalgia, regresa al personaje deceíta más relegado en los últimos cinco años.

    ESTA RESEÑA CONTIENE FUERTES SPÓILERS (posiblemente ya los conoces porque, pues, internet, pero) ASÍ QUE SI NO DESEAS ECHARTE A PERDER ESTE NÚMERO, NO SIGAS LEYENDO. Si ya lo leíste o no te importa, te presentamos:

    dcrebirttoph

    Aventuras En El Tiempo

    Después de cinco años de espera Geoff Johns finalmente nos trae de regreso a Wally West (el pelirrojo), quien da el empujón inicial al nuevo universo de los héroes favoritos del público con una travesía por el espacio-tiempo en la que el Kid-Flash original analiza lo que se perdió y se ganó después de los eventos que desencadenó la aventura de Barry por salvar a su madre en Flashpoint.

    En su esfuerzo por regresar a la realidad, por obtener su único chance para que la gente lo recuerde otra vez, Wally visita a diversos personajes en diferentes lugares del universo DC. Es aquí donde salta un panel muy parecido a la escena en que Flash visita a Batman en la cinta Batman vs Superman: El Amanecer de la Justicia, y uno se pregunta qué tanto han influido las películas en su supuesta fuente original o si sólo es para recordarle a los nuevos lectores que sí, efectivamente, estos son los personajes que aman y adoran ver en acción.

    Tener a Wally paseando por diversos puntos del espacio y visitando a diferentes personajes es una maniobra un tanto inteligente, ya que medio pusieron al corriente al lector con los conceptos básicos de todo lo que sucedió en cinco años de historias. Claro, es un repaso rápido (cual profesor de matemáticas), y alguien que no esté tan acostumbrado a los constantes cambios del universo DC puede perderse entre varios detalles que se tocaron al final del universo pasado, pero al final son detalles que importarán poco en un par de meses.

    dc-rebirth-1
    Deja-vu

    ¿De qué va a querer su cómic, joven?

    En estas visitas fugaces vemos ciertas historias interesantes y algunos detalles que no habíamos visto antes, como la orientación sexual de Aqualad, el nuevo inicio de Darkseid, se habla de un universo de bolsillo y la aparición de Blue Beetle y Dr. Fate meten algo de intriga. Pero realmente lo único que obtenemos son pistas y curiosidades, algo así como una revista de catálogos nuevos para que escojamos qué historia vamos a seguir.

    El problema aparece cuando se intenta cerrar la historia, ya que muy a la Nolan en Interstellar, Wally descubre que el único recurso para volver a existir es el amor, ¿y quién mejor que su mentor para regresarlo a la vida?

    A pesar de que la interacción entre los Flashes es conmovedora (y esto responde más al uso de la nostalgia) la explicación se siente plana y apresurada, porque no nada más tienen que regresar a Wally con el poder del amor, nos tienen que explicar en un par de viñetas que todo ha sido orquestado por una fuerza ulterior: nada más y nada menos que los personajes de Watchmen. ¿Por qué? ¿Cómo? Esas son preguntas para después. Aunque el internet ya nos haya dicho todo.

    dc-rebirth-3
    All you need is love…

    ¿Más de lo mismo?

    El mayor defecto que tiene DC: Rebirth, como inicio, es que promete tener de nueva cuenta un universo unido a medias por una fuerza externa, lo que nos dice que al menos los títulos principales estarán sujetos a una línea, a una historia que tendrán que cerrar y que todos tendrán que acatar eventualmente y esta vez es Watchmen al que le toca salir al quite (porque cuando lo intentaron con Stormwatch no les funcionó).

    Y la presencia del antiguo cómic de Alan Moore no nada más se hace presente en la historia, también en el estilo de las viñetas, de los dibujos y de la narración, quizá fue un intento de irse por la segura mientras se veían “meta”, pero le falta voz propia, se sigue sintiendo el tono de The New 52.

    Queda un largo camino por andar…

    Así, DC: Rebirth deja algunas promesas y cabos sueltos interesantes ¿cómo le irá? Tendremos un largo rato para averiguarlo. Lo que sí sabemos es que DC ya tiene una nueva línea narrativa definida, muy parecida de la que se acaban de deshacer, y seguramente se quedarán con ella por otros cinco años más. Por el momento, demos gracias que al menos no “Jasonmomonearon” a Aquaman.

    dc-rebirth-4
    Las promesas de Rebirth

    ¿Y tú ya leíste DC Rebirth? ¿Qué te pareció este renacimiento del Universo DC? ¿Cuál es el título que más esperas de la nueva línea? ¡Comenta con nosotros!