CÓMICS | MI SUSCRIPCIÓN A DC REBIRTH MÉXICO – PARTE 1

Como seguramente ya saben (y si no lo saben, ¿acaso han vivido bajo una piedra los últimos 3 meses?), TBG (a.k.a. Editorial Televisa) pretende implementar un sistema de suscripciones para la edición mexicana de DC Rebirth a fin de que los fans más acérrimos de los títulos puedan adquirirlos varios meses antes de que salgan a la venta en puestos de periódicos y revistas.

Mucho se ha dicho sobre el mentado sistema de suscripciones tanto a favor como en contra, lo cual seguramente ha generado muchas dudas sobre la conveniencia de suscribirse o no. En este post no pretendo opinar sobre el sistema en sí, simplemente les quiero relatar cómo ha sido para mí la experiencia y el proceso de suscripción, al cual decidí darle una oportunidad luego de darle muchas vueltas al asunto. Vamos pues a los detalles.

LA OFERTA

TBG lanzó una oferta bastante tentadora a los fanáticos de DC Comics en México, la cual consiste en obtener, antes que nadie y a un precio más bajo, los títulos relacionados con DC Universe Rebirth, el más reciente “evento” de la casa editorial. Sabiendo que es una de las etapas más esperadas por los fans, TBG decidió capitalizarla de una manera distinta a como lo había venido haciendo desde que comenzaron a publicar cómics en México: mediante la implementación de un sistema de suscripciones en paquete a los diferentes títulos. La idea es que los fans puedan recibir en su casa un paquete que incluya ya sea los 10 títulos de la editorial o paquetes de 5 títulos, agrupados en tres temáticas distintas:

Los precios mensuales de los paquetes son de $399 para el paquetes de 10 títulos y $219 para los paquetes de 5 títulos, más $30 de envío express en caso de así desearlo.

Toda la información de los paquetes se encuentra en el mini-sitio creado para tal propósito, donde uno puede suscribirse y hacer el pago con tarjeta de crédito o débito, ya sea a manera de cargo mensual recurrente o pagando en una sola transacción el costo de 12 meses de suscripción.

LA LLAMADA

A pesar de que el sitio incluye bastantes datos sobre las suscripciones, no todas mis dudas fueron resueltas con la escueta información que proporciona el sitio; me preguntaba, por ejemplo, cuándo serían enviados los paquetes a los suscriptores, cuánto tardarían en llegar y qué servicio de paquetería se utiliza para las entregas, así que decidí que era mejor hacer una llamada a la empresa para resolverlas antes de decidir suscribirme.

Fue entonces que me topé con mi primer problema, pues el sitio no incluye por ningún lado un teléfono de servicio al cliente al cual uno pueda comunicarse para aclarar dudas. Una búsqueda rápida en Google me llevó al sitio principal de TBG Suscripciones, el cual, en la sección de Contacto, proporciona un número telefónico para comentarios y aclaraciones, con lo cual superé mi primer obstáculo (de varios, debo decirlo).

Llamar al número de servicio al cliente me reveló mi segundo obstáculo, pues la contestadora automática le pide a uno que ingrese su número de cliente para poder ser atendido. Al no ser suscriptor, obviamente no cuento con un número de cliente, así que decidí ingresar un número al azar esperando que, al ingresar un número erróneo varias veces, el sistema automático transfiriera mi llamada con un ejecutivo, cosa que efectivamente sucedió.

La voz de la persona al otro lado de la línea me presentaba a una mujer mayor, seguramente rondando los 50 años, extremadamente amable y con un buen dominio de su trabajo, pues al mencionarle que tenía dudas sobre la suscripción los cómics de DC Rebirth inmediatamente supo de qué le hablaba y procedió a darme toda la información que, dicho sea de paso, ya había leído antes en el sitio web.

Le comenté que esa información ya la conocía pero que me interesaba saber más detalles sobre las fechas, tiempos y métodos de entrega antes de suscribirme. Ella supuso que yo ya estaba suscrito y procedió a preguntarme de nuevo mi número de cliente “para verificar la información” (frase matona de cualquier agente de servicio a cliente, por cierto); cuando le comenté que aún no tenía una suscripción y que quería aclarar mis dudas antes de comprar una, procedió a responder a mis preguntas lo mejor que pudo. Sin embargo, me aclaró que no tenía los datos exactos y me recomendó que mejor me comunicara al número dedicado exclusivamente para las suscripciones de DC Rebirth. Eso no me gustó mucho, pero accedí a hacerlo. Supongo que me tomó de muy buen humor porque usualmente me molesta mucho que me traigan rebotando de un agente a otro.

LA SEGUNDA LLAMADA.

El agente de servicio a cliente de la otra línea también fue bastante amable y, cuando le comenté que me interesaba suscribirme al paquete Totally Rebitrth pero que antes tenía algunas dudas que necesitaba aclarar, primero procedió a decirme (ooootra vez) toda la letanía sobre los costos y títulos incluidos en cada paquete, cosa que me tuve que volver a chutar. Ya cuando por fin pude hacerle mis preguntas, me contestó con amabilidad cada una de ellas:

  • Sobre las fechas de distribución, me comentó que los paquetes se distribuirán a todo el país a partir del lunes 15 de mayo.
  • Sobre los tiempos de entrega, su respuesta fue que tardan de 3 a 5 días hábiles con el envío express y de 5 a 8 días hábiles con el envío regular. No me pareció que el “Express” fuera tan rápido, pero supongo que esperar 3 a 5 días es mejor que esperar 4 meses, así que lo pasé por alto.
  • Sobre la paquetería usada para la entrega, me respondió que se emplea, muy a mi pesar, el servicio de correo certificado de Sepomex. Digo que a mi pesar porque en el pasado he tenido malas experiencias como paquetes que tardan más de lo prometido o que llegan bastante maltratados. Pero igual decidí pasarlo por alto y pensar de un modo más optimista al respecto.

Ya con mis dudas resueltas, le pregunté al agente si podía suscribirme en ese momento, a lo cual me respondió (supongo que con una sonrisa en la boca por la comisión que se iba a ganar) de modo afirmativo. Pero fue entonces que me topé con otro pequeño obstáculo.

EL TRUCO.

Ya había proporcionado datos como mi nombre completo, domicilio, teléfono, email y el nombre del paquete al que deseaba suscribirme cuando el agente me dejó caer una bomba inesperada: al pagar mi suscripción estaría recibiendo mis cómics a partir del mes de Junio, desde el número 2 de la serie. Casi se me va el alma. Paré en seco el proceso y le cuestioné sobre esa mala noticia. su respuesta fue que la “fecha de corte” de las suscripciones para el número 1 había sido el pasado sábado 6 de mayo, por lo que todos los suscriptores después de esa fecha estarían apuntados para el número 2. Le dije que entonces no me convenía suscribirme porque de nada sirve una serie si no se tiene desde el principio y que no veía entonces la necesidad de suscribirme.

El hombre, habilidoso en su trabajo y cual caballero en brillante armadura, me ofreció una solución a mi predicamento: él podía suscribirme al número 2 y anotarme en una “lista especial” de suscriptores a los que nos contactaría la gente de servicio al cliente al día siguiente para proporcionar instrucciones para comprar el número 1, ya que no había modo de comprarlo a menos que decidiera esperar hasta la salida a puestos de revistas en septiembre. Me aseguró que mi copia del número 1 estaría garantizada, aunque tendría que pagarla aparte, por lo que ya no debería de preocuparme de pagar mi suscripción por 2 meses.

Fui un poco renuente a aceptar la propuesta pero, otra vez, decidí ser optimista y darle el beneficio de la duda, así que accedí a pagar mi suscripción. Unos cuantos datos de tarjeta de crédito después, mi suscripción estaba pagada y asegurada. Dato importante: me comentó que mi suscripción debería pagarla “manualmente” cada mes, ya que por vía telefónica NO se aplica el cargo recurrente a la tarjeta de crédito y que eso sólo puede hacerse al suscribirse mediante el sitio web. En mi caso, me pareció excelente pues el objetivo de mi experimento es darle la oportunidad al sistema de suscripciones y, si no me gusta, puedo dejarlo en cualquier momento.

Pero sin darme cuenta, había caído en su hábil truco de venderme 2 números de la suscripción en vez de uno. El muchacho es un muy buen vendedor, debo admitirlo.

LA PENÚLTIMA LLAMADA.

Tal como lo imaginé, la llamada de la gente de servicio al cliente para darme opciones de compra para el número 1 de los cómics de DC Rebirth no llegó, por lo que decidí comunicarme por mi cuenta al primer número telefónico al que llamé al iniciar el proceso. Por una de esas casualidades que sólo existen en los cómics (y que apropiadamente ocurrió en esta ocasión), me contestó la misma señora de trato amable de la primera vez, quien recordó mi nombre y mi caso e inmediatamente procedió a pedirme mis datos.

Esta vez sí me encontró en su sistema pues ya era un flamante nuevo suscriptor. Procedí entonces a preguntarle sobre las opciones para comprar el número 1 de mi suscripción y, tal como lo imaginé (otra vez), no tenía idea de qué le estaba hablando. Maldita sea. No quise perder ni los estribos ni mi visión optimista del proceso así que pacientemente le expliqué lo que el agente de ventas me había prometido el día anterior al comprar mi suscripción; la mujer, afortunadamente, decidió ayudarme. Me puso en espera por unos minutos mientras investigaba la información y, luego de pedirme varias veces que no le colgara porque me seguía atendiendo, volvió a la línea para decirme que, efectivamente, tendría que comprar aparte el número 1 para que me lo enviaran a la brevedad. Alabado sea Jebús, mi suscripción estaría completa.

Luego de darle los datos de mi desgastada tarjeta de crédito y de aceptarle la compra de un libro de recetas de “cocina ligera” en oferta (porque soy fan de la cocina y además estoy a dieta y luego ya no sé qué prepararme de comer… pero eso será historia para otro foro y ocasión), me confirmó que se había realizado exitosamente la compra del número 1 de mi suscripción y que mi paquete llegará en los próximos días a mi casa. Me confirmó que la entrega es por correo certificado y que llegaría después del 15 de mayo, aunque no supo darme una fecha certera.

Pude, por fin, respirar tranquilo y sentarme a esperar mi suscripción; no literalmente pero… bueno… ustedes saben a lo que me refiero. Aunque en realidad mi tranquilidad no iba a durar mucho.

LA ÚLTIMA LLAMADA.

Tuve que hacer una última llamada a TBG Suscripciones pero esta vez porque, debido a cuestiones personales, no estaré en mi domicilio en las fechas de entrega estimadas; así que necesitaba hacer un cambio de domicilio urgente.

El agente de servicio que me atendió hizo el cambio sin ningún problema, aunque no sin antes preguntarme sobre la razón del cambio. Me vi tentado a responderle que eso no le importaba, pero me limité a decirle que eran cuestiones personales y que, al menos por el primer número, necesitaría que el envío se hiciera a un domicilio distinto en otra ciudad. Me contestó que no había problema pero que si deseaba regresar al domicilio anterior debería comunicarme con ellos posteriormente para cambiar el domicilio nuevamente. Asi que supongo que esta última llamada no será la última después de todo.

LA ESPERA.

El proceso de suscripción concluyó después de varias llamadas y no sin tener sus errores, así que ahora sólo me toca esperar a que llegue mi paquete. Creo que en general el proceso es bastante amigable y tienen a gente bien capacitada para realizarlo, aunque se nota que también falta algo de comunicación entre las diferentes divisiones de la editorial para que la información fluya de una manera más uniforme hacia los clientes. Pero supongo que, al ser un sistema nuevo, no está falto de errores que (espero) serán corregidos conforme se vaya consolidando.

Es así que termino, por ahora, el relato de mi Via Crucis personal para obtener mi suscripción a DC Rebirth de parte de DC Comics México. En cuanto tenga mi paquete de cómics en mano les platico en qué terminó el asunto y en qué estado llegan mis ejemplares. Es más, hasta un unboxing les comparto para que terminen de animarse (o decepcionarse) del sistema de suscripciones de TBG.

¡Hasta la próxima!



TAL VEZ TE INTERESE | LOS TOMOS DE DC REBIRTH EN MENOS DE $200