DC Comics según Stan Lee

Poco hay que no se haya dicho ya de Stan Lee, el Hombre, nuestro generalísimo; diría, que como una de sus frases legendarias: Nuff Said. Su genialidad era reconocida hasta por la casa de enfrente, DC Comics, quienes dedicaron unas sentidas palabras a su memoria y en su momento le pidieron reimaginar a algunos de los personajes más célebres de su catálogo.

De ese modo, en 2001 surgió el título Just Imagine, donde Stan reimaginó a los personajes DeCeitas empezando en algunos casos por el nombre, haciendo que el nombre de pila y el apellido coincidieran en la inicial, como los icónicos personajes que él creó para Marvel.

Sin más preámbulos, echamos un ojo a:

LOS SUPERHÉROES DC SEGÚN STAN LEE

Wonder Woman.

Nuestra querida chica maravilla deja de ser amazona y no se llama Diana sino María Mendoza. En colaboración con Jim Lee, Stan la sitúa en Sudamérica como activista ecológica que protesta contra un gran corporativo que hace excavaciones en ruinas Incas.

La historia se complica cuando el CEO de la compañía recibe poderes sobrenaturales gracias a reliquias que encuentra en las ruinas y mata al padre de María.

Ella encuentra el legendario bastón de Manco Capac que le confiere los poderes de la deidad solar inca, así que va a Los Ángeles en busca del asesino de su padre y es ahí donde adopta el nombre de Wonder Woman.

Batman.

Stan Lee, con Joe Kubert a cargo de los trazos, pensó que uno de los personajes que más le puede pelear en popularidad a Spidey estaría mejor si se llamara Wayne Williams, fuera de raza negra y tuviera un poquito de menos dinero y más habilidades propias. 

Este Wayne también pierde a sus padres pero de forma menos trágica, siendo ya adulto. Su padre es un policía asesinado por una pandilla y posteriormente el Caballero de la Noche es culpado de un crímen que no cometió. Durante su estancia en la cárcel su mamá también muere y él culpa al mismo sujeto que mató a su padre, por lo que a partir de ese momento sólo busca venganza. En prisión hace sus buenos contactos para iniciar la cruzada que se ha propuesto y se pone a entrenar.

El traje que porta emula más a un murciélago que el traje del Batman que conocemos, y entre sus principales gadgets están lentes de visión nocturna y un sistema de radar (es un poco incomprensible que nuestro Batman no use uno como especie de “sentido arácnido”).

Para no hacerles el cuento largo, el objeto de su venganza termina muerto, pero a Wayne le gustó tanto su nueva vida que decide seguir siendo Batman para proteger a los desvalidos de los criminales malvados como el que mató a sus padres. 

Superman.

Siendo honestos, este Supes era bastante inútil en Krypton, poseía supervelocidad y superfuerza (igual que todos) pero para volar necesitaba un aparato especial y encima se llamaba Salden (disculpen los Salden en la sala pero ¿qué pensaban sus padres al ponerles así?).

Era policía, de los malones y novatos, hasta que llega el día de su gloria en la que por fin atrapa a un malechor que para evitar ser capturado programa su teletransportación a otro planeta, sin enterarse que llevaba un polizón. Resulta que Salden también es trasladado a la Tierra pero aparece en un lugar distinto que el villano y no tarda en darse cuenta de que aquí sus habilidades están potenciadas, así que decide hacerse de tecnología para regresar a Krypton, pero rápidamente se da cuenta de que este mundo es un caos y que siendo Superman podrá echarnos la mano al mismo tiempo en que busca la manera de regresar a su planeta.

Así imaginó Lee al ícono DeCeita junto con John Buscema.

Linterna Verde.

¿Han notado que a Stan le gustaba el verde? Muchas de las sustancias que usaba o tipos de piel características de sus personajes eran de ese tono, así que lo que hizo con el superhéroe escarlata de DC es, a mi gusto, una de las reinterpretaciones más bonitas.

Len Lewis es un profesor que se encuentra en una expedición por África para encontrar el legendario árbol de la mitología nórdica Yggdrasil. Lewis tiene éxito en su búsqueda, aunque al mismo tiempo en que él lo encuentra, lo hacen también agentes de Reverend Darrk, (el villano principal que aparece en todos los títulos de Just Imagine) quienes le disparan y lo dan por muerto, pero Yggdrasille transfiere su sabiduría legendaria a nuestro héroe, lo que incluye el conocimiento de los prehumanos, y le otorga el poder de Linterna Verde para iluminar al mundo en los momentos de oscuridad.

Su cómplice en esta historia es Dave Gibbons.

Flash.

El hombre más rápido del mundo para Stan Lee tenía que ser ¡mujer!

Mary Maxwell es una chica universitaria, típica nerd, hija de un científico reconocido, que sueña con ser como los superhéroes que admira, sin embargo, padece de una enfermedad crónica que le va drenando la energía.

Por las vueltas del destino, una super organización maligna STEALTH asesina a su padre, pero en el proceso ella es inyectada con el ADN de un colibrí, así casual, por lo que se cura y adquiere supervelocidad. Un bonito animal para asociarle a una chica, ¿no creen?

Lo acompañó en esta tarea Kevin Maguire.

Robin.

El chico maravilla no tiene nada de maravilloso en esta historia, pues es un adolescente amargado y convenenciero que trabaja como mercenario para Reverend Darrk.

En la historia no conocemos su verdadera identidad, pero el dato curioso es que su arco inicia con Robin siendo encomendado a su más reciente misión: Asesinar a Batman (el Batman de Lee, por supuesto).

John Byrne fue el encargado de colaborar con Stan en esta historia.



Existen otros personajes de DC que Stan reimaginó, pero no queremos arruinarles toda la serie Just Imagine si es que no lo han leído.

En la breve descripción habrán notado que nuestro querido Stan sí tenía un tipo de parámetros para crear personajes e historias que plasmó en ese pequeño título y que DC estableció, gracias a Grant Morrison en su Multiversity, dentro de la línea de tiempo de Tierra-6.


JUST IMAGINE STAN LEE CREATING THE DC UNIVERSE ESTÁ DISPONIBLE EN AMAZON MÉXICO



DATO ÑOÑO

Cuando le preguntaron a Stan The Man Lee cuál era su personaje de DC Comics favorito, sin dudarlo contestó que Lobo.