El problema con el problema con Apu.

Opiniones Enanas

Este domingo se estrenó la temporada 30 de Los Simpson en Fox Latinoamérica, pero no hace mucho tiempo, en octubre de 2018, Apu se volvió un mame mundial gracias a que un productor que no tiene nada que ver con la serie dijo que el personaje sería retirado de Los Simpson.

El chisme (que nunca tuvo fundamento) corrió como agua y hasta mis difuntos abuelos se enteraron, claro que la producción espero un par de días para explicar que Apu no sería retirado, porque ¿quién no va a aprovechar el mame para hacerse un poco de publicidad?

Obviamente la gente que NO se indigna con todo, y que NO es súper sensible y entiende que estos temas son irrelevantes reaccionó como gente adulta… rasgándose las vestiduras y gritando al cielo “¡MALDITOS SJW ESTÁN PENETRANDO ANALMENTE MI NOSTALGIA E INTRODUCIENDO POR MI GARGANTA SU IDEOLOGÍA!”.

Pero bueno: Apu Nahasapeemapetilon, ¿Qué hay con él?

EL PROBLEMA NO ES PROBLEMA

Todo el relajo empezó cuando el comediante hindú Hari Kondabolu realizó una rutina cómica en la que trashea a Hank Azaria por su trabajo como Apu. Dicha rutina terminó mutando en un documental donde habla, en un tono más Standupero que documentalista, sobre el impacto que ha tenido Apu en la cultura pop y en su vida personal.

Voy a ser prejuicioso y pensar que ninguno de ustedes ha visto dicho documental – especialmente los Incorrectitos que creen que todo es producto de ese ola de “millenials llorones”, porque en el fondo son unos ignorantes que preferirían que les disparen en la cabeza a hacer un esfuerzo por entender el mundo más allá de lo que South Park les dijo hace 10 años.

Pero ¿qué digo?, el 90% de los que tuitearon sobre el tema ya ni se acuerdan haberlo hecho, mucho menos recordarán que la cosa empezó con un documental en el que el autor, QUE ES FAN DE LA SERIE, nos explica cuál es “el problema con Apu”:

  • Sí, Hari está consciente de que Apu es uno de los personajes más inteligentes de la serie.
  • Sí, Hari está consciente de todos los capítulos que le han dedicado para intentar hacer más tridimensional al personaje.
  • Es tan fan de la serie que nos da el dato de trivia de que la frase “Gracias, vuelvas prontos” sólo la dicen 8 veces en las casi 30 temporadas.

Es decir: No, Hari Kondabolu no es una “Señora Alegría que odia la diversión”, es un fan de Los Simpsons que quiere usar a Apu (y a Azaria) como excusa para hablar de la forma en que los originarios y descendientes del sub-continente hindú son representados en la mass media estadounidense. Es más, Kondabolu es más fan de Los Simpson que la mayoría de nosotros porque él sí ha visto las últimas temporadas.

Los covachos nos subimos al tren del mame años después, para que no digan que lo hacemos sólo por moda. Nosotros nacimos en el mame. Nos moldeamos en él.

¿QUIÉN NECESITA UN KWIK-E-MART?

Durante los 49 minutos que dura el documental, el autor entrevista a varios artistas hindúes y sud-asiáticos para que cada uno dé su postura respecto al personaje y la serie. Todos son fans. Bueno, todos menos Kal Penn quien sí ODIA la serie y a Apu.

Al final lo que quiere expresar es cómo te afecta la falta de representación en la mass media norteamericana si eres un hindú nacido en Queens, y como durante muchos (casi 20) años, Apu era el único personaje de esa nacionalidad y por lo tanto el único punto de referencia para la gran mayoría de los gringos.

Kondabolu está consciente de que Los Simpson viven de estereotipos y se adentra a hablar de cómo se forman y persisten dichos estereotipos (hay una parte en la que todos cuentan cómo tuvieron que aceptar papeles estereotípicos porque era la única forma de conseguir trabajo, y cómo eso es parte del problema); también entrevista a Whoopi Goldberg quien habla sobre tomar el estereotipo y “hacerlo tuyo”, incluso menciona los Minstrel Show (*) y dice que ella colecciona parafernalia al respecto.

Al final, la postura del documental es simple: “No importa qué tan bien intencionado sean, si no combates los estereotipos se perpetúan por inercia”. No importa cuánto trabajen a Apu para que sea un personaje más redondo, la gente se sigue riendo porque la idea original ES UN CHISTE RACIAL (los creadores lo admiten), no importa en cuántos capítulos Apu ha demostrado ser más estadounidense que el propio Homero, en la vida real siguen usando a Apu para burlarse de los hindúes en Gringolandia.

El docu termina con una pelea entre Kondabolu y una caricatura “tipo South Park” de Hank Azaria y, aunque en el documental sí llegan a sugerir que se ponga a pastar al personaje, durante las conclusiones admiten que eliminarlo no necesariamente ayudaría. No intentan decirle qué hacer a Los Simpson, sólo señalar el problema e iniciar un diálogo.

Eso es todo lo que hace “El Problema con Apu”. Como buen Stand Up busca señalar un problema social y hacernos pensar… eso es por lo que los incorrectitos lloraron y dijeron que “la gente ahora se ofende por todo”.

Dudo mucho que este grupo entienda el fondo del problema porque ni siquiera hicieron el esfuerzo, se montaron en el mame de ser los intelectuales y rechazaron por completo cualquier crítica a Los Simpsons con la salida fácil de “ay son una caricatura X”.

Durante décadas luchamos para que la Mass Media Pop fuera tratada con respeto y ahora que por fin se le trata así todos decimos “ay no mejor no”.  Puedo contar con los dedos de una sola mano la gente de mis redes sociales que buscó el documental para ver de qué iba todo… y me sobran cuatro.

Así que en vez de intentar explicarles por qué “El Problema con Apu” es un gran documental que tiene puntos muy válidos que todos deberían entender, vamos a decir que este grupo ofendido tiene la razón, que el comediante hindú de cuarta quiso hacerse de un poco de fama llamando a las hordas SJW que se ofenden por todo y quieren destruir todo y quitarles sus caricaturas a esos guapos intelectuales de penes largos y gruesos, lectores de Russia Today.

El problema con Lisa es tener esa foto de Apu en su mesa de noche.

GRACIAS, VUELVAS PRONTOS

Está bien. Vamos a suponer que es cierto, que en verdad hay gente malvada tratando que destruir a Apu y a Los Simpsons, que no descansarán hasta lograrlo… ¿y eso qué?, ¿En qué les afecta? ¿Por qué reaccionan como si le hubieran escupido a su madre en la cara?

Incluso si la siguiente temporada ya no tuviera ni una sola aparición de Apu porque “regresó a su país y murió en el viaje”, aún tendrían 29 temporadas para disfrutarlo… y seguro 10 de esas ni las han visto. Ni siquiera sería el primer personaje que desaparece de una temporada a otra porque cuestiones del mundo real afectaron la producción.

A todo esto: ¿Realmente creen que alguien puede OBLIGAR a Los Simpsons a hacer algo? Si criticarlos tuviera algún efecto, ya la habrían cancelado. ¿No se supone que la dejamos de ver desde la temporada 11?

Y claro, aquí saldrán algunos a decir “es que a mí me da hueva que ahora todo sea político”. Y si bien ese argumento está equivocado (todo tiene mensaje político, lo entiendas o no), puede llegar a ser una postura válida, no tenemos por qué montarnos en todos los mames… y sin embargo, se montan.

Opiniones sobre Los Simpsons hay muchísimas, este fue el segundo o tercer mame de este tema, Un escritor de una de esas páginas que se dedican a Think Pieces escribió un ensayo en donde argumenta que la serie es “anti-intelectual” y por eso Lisa es el personaje que más sufre.

Obviamente es una opinión muy idiota, pero nadie hizo el desmadre que hacen con “El problema con Apu” ¿verdad? (salvo, Movie Bob. Si no es por él ni me entero de este mame) – ¿Por qué no hubo escándalo? Simple, porque por alguna razón lo de Apu caló hondo en la psique de los guionistas e incluso de Matt Groening. Su respuesta a la crítica dejó mucho qué desear.

Probablemente desde la completa ignorancia, Groening respondió que “hay gente que nada más busca temas para pretender que los ofenden”, y los guionistas decidieron poner en palabras de LISA un “¿Qué le vamos a hacer?”.

Muchos intelectuales memeros compartieron el capítulo donde Lisa se hace vagana y Apu habla de tolerar a los intolerantes:

¡Oh, pero que gran “take that”! – Excepto que Los Simpsons ya habían tocado estos temas: La comedia que se queda “vieja” y el efecto que un producto masivo puede tener en la cultura.

En el capítulo en el que Krusty intenta hacer Stand Up hace un chiste racialmente insensible, quedando en ridículo como un comediante que no sabe que el mundo ya cambió, y en el episodio de Stacy Malibu, Lisa pelea porque la muñeca sea un símbolo feminista.

Por eso tampoco puedo enojarme con la enorme imbecilidad de los fans. Los escritores actuales parece que tampoco entendieron. Groening, por otro lado, parece haber respondido sin saber absolutamente de lo que le preguntaban.

En general, creo que la respuesta de Los Simpsons a “El problema con Apu” no es más que la típica respuesta de alguien que estaba en onda, descubre que la onda cambió y que ya no está en onda. Seguro los productores y escritores tienen tan claro que fueron la primera serie “rebelde” de nuestra época y por lo tanto siempre serán los rebeldes liberales, y toda crítica forzosamente tiene que venir de “conservadores como las One Million Moms(*).

Irónicamente, Padre de Familia tocó este tema en 2009, cuando convirtió a Brian, el “stand it” de los liberales, en un completo mamón insufrible que empezaba a tener posturas conservadoras sólo por llevar la contraria. Es un postura estúpida y criticable en sí misma, pero es entendible.

¿Racista soy yo?

COMENTARIO EXTRA – Lo que no entiendo son los “fans” que se tomaron las notas (falsas) de la salida de Apu como si estuvieran destruyendo algún monumento o lugar histórico. Especialmente los que dicen que esas cosas “no les importan porque sólo son caricaturas”.


* Minstrel – género teatral musical, típicamente estadounidense, ejecutada por actores blancos que pintaban sus caras de negro para interpretar canciones y bailes donde imitaban a los negros, de forma cómica y con aires de superioridad. Cuando comenzaron a actuar actores negros, ellos mismos tenían que responder al estereotipo instalado, incluso pintándose la cara.

* One Million Moms – Proyecto de la Asociación de Familias Estadounidenses (AFA por sus siglas en inglés) en el que movilizan a madres para detener la explotación infantil en la mass media. También intentaron evitar que Ellen Degeneres fuera la imagen de JC Penney y han realizado boicots a DC y Marvel Comics por tener personajes abiertamente homosexuales.