EL RUCOMIQUERO | LA SEXUALIDAD DE HIKARU SULU, DE STAR TREK (OPINIÓN)

    SULU-T

    DIVERSIDAD SIN LÍMITES

    Esta semana, el actor John Cho declaró que el personaje del Teniente Hikaru Sulu será abiertamente gay en Star Trek Sin Límites. Para sorpresa de muchos, el fandom se mantuvo ecuánime e incluso hubo aplausos y alabanzas, sin embargo ese mismo día George Takei, el actor que diera vida al personaje original en la serie de los ’60, comentó que este giro del personaje le parece “lamentable”.

    Estas declaraciones desataron respuestas de Simon Pegg (Scotty en las nuevas películas, productor y escritor de ésta nueva), así como del actor Zachary Quinto (que interpreta a Spock y es homosexual), quienes dicen sentirse decepcionados con la opinión del actor de 79 años, ya que no sólo es abiertamente gay sino que es un activista muy vocal por los derechos de la comunidad LGBTTIQ.

    SULU-2
    ¡El contraataque sorpresa de Takei!

    LAS RAZONES DE TAKEI

    Entonces: ¿por qué George Takei está en contra de esta decisión?: El actor habló con varias personas en la producción y les pidió que crearan a un personaje nuevo que fuera homosexual, pues Sulu nunca había sido gay en la serie original y le parecía un sinsentido que un hombre del siglo XXIII, miembro de una sociedad completamente abierta, viviera en el clóset, experiencia que él mismo vivió por buena parte de su vida, pues no fue hasta 2005 que él sale públicamente del clóset en una entrevista a la revista Frontiers.

    Además, y de mayor importancia para el actor, es que siente que la cinta, que se estrena el mismo año que el 50 aniversario de la franquicia, debería ser un homenaje a su creador, Gene Rodenberry, a su obra y su importancia. En la serie original, Sulu es un hombre heterosexual (a quien en más de una ocasión se le vio con alguna pareja femenina, aunque muchos parecen olvidarlo) y tiene una hija. La postura de Takei es que Rodenberry invirtió un enorme trabajo en la creación de cada personaje para que significara algo dentro de la serie y ahora, este movimiento, suena a traicionar esa visión.

    Por el otro lado, el argumento de la producción de Beyond es que, al tratarse de una línea de tiempo alterna (ahora conocida como la Kelvin Timeline), este Sulu nunca estuvo en ningún clóset y ahora es abiertamente gay. Pero sobre todo, recalcan la importancia de tener modelos a seguir en los personajes de la franquicia que representen la enorme diversidad humana, racial, cultural y sexual.

    Dos personajes iguales pero distintos
    Dos personajes iguales pero distintos

    LA FILOSOFÍA TREKKIE

    A estas alturas, llevo ya dos días leyendo comentarios, protestas, sinsentidos de gente que tiene una opinión del tema, pero ni siquiera ha visto un episodio de Star Trek, mucho menos lo ha entendido.

    Yo soy Trekkie de corazón, con todas mis fuerzas, y sostengo que la serie es una de las obras de ficción más importantes del siglo XX. Reconozco en Star Trek no sólo la parte lúdica, sino también la filosofía, los postulados y los cuestionamientos de lo que significa la gran aventura humana. Si eres fan de la serie tienes que reconocer y abrazar su filosofía: “Infinita diversidad en infinitas combinaciones”.

    Tengo que inclinarme hacia Takei. Me parece loable que se quiera incluir un personaje de sexualidad alternativa a la franquicia, sobre todo porque Star Trek no sólo acepta sino celebra la diversidad. El problema es que lo hacen con un personaje que tiene 50 años de historia y en ningún momento se ha desarrollado como un personaje de tendencia homosexual, por mucho que el actor que lo represente sí lo sea.

    Infinita diversidad en infinitas combinaciones
    Infinita diversidad en infinitas combinaciones

    BUENAS INTENCIONES, RESULTADOS ENCONTRADOS

    Entiendo y aplaudo las intenciones, veo de dónde vienen e incluso que crean que es un homenaje a Takei, de verdad que sí, pero no puedo dejar de sentir que el homenaje debería ser al legado de la serie, a su importancia y a su creador, Gene Rodenberry. Al final, por muy buenas intenciones, no puedo evitar sentir que es un exceso de entusiasmo y un deseo absurdo de llenar una cuota, de atraer nuevos espectadores, de crear una reacción de relaciones públicas más que el deseo sincero de representar la diversidad y respetar el legado de la franquicia.

    Dicho esto, aclaro dos cosas: La producción de Beyond tiene carta libre para rescribir la historia de la serie y sus personajes como ellos quieran, pues todo se desarrolla en un universo alterno, por lo que no son en realidad los personajes que conocimos y… la verdad es que este reboot (o línea de tiempo alternativa o universo paralelo o lo que quieran) me tiene sin cuidado.

    Desde su lanzamiento con la película Star Trek (JJ Abrams, 2009), este equipo me ha dejado claro que el legado de Rodenberry y su filosofía les importa un pepino y lo que quieren hacer es una película más de acción veraniega sin nada de contenido. Así que por mí, como si hicieran a Kirk mujer o extraterrestre. Me vale.

    SULU-5
    ¿Dónde se metió ese tal J.J. Abrams y qué es Tatooine?

    EN EL ESPACIO NADIE TE ESCUCHARÁ SALIR DEL CLOSET

    Sin embargo sí quiero aclarar que tanto Rodenberry como Star Trek han estado siempre a favor de la inclusión de personajes con sexualidad alternativa. En los ’60, la serie fue de las pocas que habló con valentía acerca de religión, superstición, derechos civiles, pacifismo, humanismo, escepticismo, etc. En la visión de Rodenberry, la humanidad evolucionaría intelectual y moralmente durante los siguientes 3 siglos para construir una sociedad sin avaricia, sin prejuicios, sin violencia.

    Para el ’87, con el lanzamiento de Next Generation, él mismo abogaría más de una vez por la inclusión de personajes LGBT, la desmitificación de la sexualidad alternativa y la representación sin morbo de estas formas de afecto y deseo. Lamentablemente, las cadenas y el estudio no estaban para escucharlo, pero era algo que él tenía siempre en mente.

    En 1995, el spin off de Deep Space Nine transmitió un episodio llamado Rejoined. La historia es sobre dos alienígenas que se tratan de seres compuestos, uno humanoide o un simbionte que es trasladado de cuerpo a cuerpo para preservar las memorias y el aprendizaje de cada anfitrión. Así, dos mujeres de esta raza se encuentran y sus simbiontes estuvieron casados en una vida anterior. Las leyes de su gente impiden que las relaciones que se tuvieron con un anfitrión se lleven a otro, porque la idea es que los simbiontes puedan experimentar diversas experiencias diferentes. Sin embargo, el amor sigue presente y es la base del conflicto en la trama.

    Menciono el episodio porque, aunque la relación se da entre dos mujeres, nunca, ni un momento, nadie deja ver que eso fuera algo extraordinario, raro, fuera de lugar. La cuestión estaba en el amor que sentían y no el sexo al que pertenecían. Porque en el futuro a nadie le importa un cuerno con quién te acuestes.

    Creo que eso es la representación máxima de la diversidad que Star Trek representa. El sexo es parte de la vida de todos los seres humanos, de forma recreativa, emocional y personal, sin embargo no te marca, no te estigmatiza. La sexualidad se ejerce sin morbo, sin cargas culturales y sólo se vive.

    - Sulu, desde que implementamos la política "Si no preguntas no digo" estás muy callado...
    – Sulu, desde que implementamos la política “Si no preguntas no digo” estás muy callado…

    HASTA EL INFINITO…

    Dicho esto, creo que la mejor forma de que el nuevo Sulu deje de ser un problema para todos podría ser la siguiente: háganlo bisexual. Puede tener una pareja hombre para la película, pero eso no borra las veces que lo vimos tener relaciones con mujeres. Punto. Porque en el futuro a nadie le importa donde metas el pito.

    Infinita diversidad en infinitas combinaciones.

    Larga vida y prosperidad
    Larga vida y prosperidad

    Y tú ¿qué opinión tienes sobre la sexualidad de Hikaru Sulu? ¡Comenta con nosotros!



    TAL VEZ TE INTERESE | EL RUCOMIQUERO