Los Premios Eisner: El Oscar de los cómics

Por Alberto Calvo.

En la industria del entretenimiento es común la existencia de premios especializados, e incluso existe más de un premio para distinguir los logros más sobresalientes de cada rama del entretenimiento. A pesar de ello, siempre hay uno que resalta por encima de los demás, ya sea por ser más popular entre el público en general, por tener mejor difusión, por ser percibido como el más justo, o simplemente por tradición. El cine tiene los Oscar, el teatro los Tony, la TV los Emmy, la música los Grammy, y los cómics los Eisner.

Los premios Eisner son el reconocimiento más importante dentro de la industria estadounidense del cómic.
Los premios Eisner son el reconocimiento más importante dentro de la industria estadounidense del cómic.

Antes de hablar de la historia de estos premios, sería bueno conocer un poco acerca de sus antecedentes. En 1985, por iniciativa de la revista Amazing Heroes, publicada por la editorial Fantagraphics, se creó el premio Jack Kirby para reconocer los logros sobresalientes en la producción anual de cómics. Los premios eran manejados por Dave Olbrich, empleado de Fantagraphics y parte del staff editorial de la mencionada revista.

Tras la entrega de los Kirby en 1987, surgió una disputa entre Olbrich y Fantagraphics respecto a la propiedad intelectual de los premios, lo que llevó a la creación de dos reconocimientos diferentes para sustituirlo a partir de 1988. Uno de ellos quedó bajo el control de Fantagraphics y recibió el nombre de Harvey, en honor a Harvey Kurtzman, mientras que el otro es el Eisner, nombrado por el legendario creador de The Spirit, y el cual seguiría bajo la administración de Olbrich, adoptando además como hogar y sede la San Diego Comic Con.

Dave Olbrich (izq.) fue responsable de la creación del premio Eisner, nombrado así en honor y con permiso de Will Eisner (der.)
Dave Olbrich (izq.) fue responsable de la creación del premio Eisner, nombrado así en honor y con permiso de Will Eisner (der.)

Will Eisner dio permiso para usar su nombre y formó parte del comité organizador del premio desde un principio, y atendió a todas y cada una de las ceremonias de premiación para felicitar en persona a los ganadores hasta su muerte en 2005. Eventualmente Olbrich tuvo que hacerse a un lado porque no tenía tiempo suficiente para dar al premio la atención debida, y cedió el control a una fundación asociada a la Comic Con. Jackie Estrada es su director desde 1990, y es el responsible de la estructura actual del premio con su panel de jurados y sistema de votación.

El premio se entrega cada año en una ceremonia celebrada en el marco de la Comic-Con International de San Diego, y reparte reconocimientos en más de veinte categorías a lo mejor de la producción narrativa gráfica del año anterior. Las nominaciones en cada categoría son decididas por un panel de cinco o seis miembros que cambian cada año, quienes a principios de año envían una invitación a todas las editoriales a fin de recibir sugerencias para conformar las boletas de votación, y revisan el material recibido antes de reunirse para hacer la selección.

Originalmente el Eisner era una placa conmemorativa, pero hace más de una década que es una estatuilla.
Originalmente la representación física del Eisner era una placa conmemorativa, pero hace más de una década que es una estatuilla.

Usualmente el jurado es formado por un creador de cómics, un crítico, un bibliotecario especializado en novelas gráficas, el propietario de una tienda de cómics, un miembro del comité organizador de la Comic Con de San Diego, y un profesor universitario de literatura, aunque la configuración del panel puede variar de un año a otro, pero siempre con la intención de tener representantes de diferentes áreas del medio del cómic. Las sugerencias son recibidas en el primer tercio del año y el panel del jurado se reúne en abril para decidir la lista final de nominados, mismos que son listados en una boleta. La votación final es realizada por profesionales de la industria, desde detallistas y creadores hasta editores y distribuidores, quienes reciben una copia de la boleta para emitir su voto.

A casi treinta años de su creación, los premios Eisner siguen siendo los más respetados dentro de la industria del cómic, sin duda gracias a la estructura con que se manejan el jurado y la votación, permitiendo que todo el proceso sea tan imparcial y transparente como es posible en una situación subjetiva por naturaleza. Cabe apuntar que cada año, en la misma ceremonia en que se entregan los Eisner, se anuncia a los nuevos integrantes del Jack Kirby Hall of Fame.

Compartir

Escritor, traductor y editor nacido en la ciudad de México. Colaborador regular en Panini Comics México, Revista Comikaze y Comicverso.org.
Como escritor ha participado en antologías como Pulpo Cómics, Monstruos de Vapor y Heavy Metal Magazine.