Netflix | Daredevil 2×01 (Reseña)

    La madrugada del viernes se estrenó la segunda temporada de Marvel’s Daredevil en Netflix, y aunque nuestra más negra intención era verla de corridito por no tener nada mejor qué hacer, nos quedamos sólo con los primeros dos capítulos. Aquí nuestra opinión sobre ellos:

    Top-DD

    DE VUELTA A LA COCINA

    Sabemos que no es justo reseñar una temporada con base en sólo dos capítulos, pero si el resto de la segunda de Daredevil mantiene el nivel, tenemos ante nosotros la reiteración de que Netflix y ABC saben producir excelentes series de superhéroes.

    RESPETAR AL PERSONAJE

    El primer capítulo es suficiente para darse cuenta que los productores respetan a sus personajes. Nuestro ñoño interno (que está a flor de piel) se congratula al ver cómo se multiplica esta tendencia año con año en distintos medios, basta ver Deadpool o The Flash.

    En Daredevil tenemos a Franklin Nelson como un abogado capaz que no se deja de nadie (me caes bien Jon Favreu, pero lo que le hiciste a Foggy en la película fue una mentada de madre); el despacho legal Nelson&Murdock en sus inicios, aceptando trabajos a cambio lo que puedan ofrecer sus clientes, y a Matt Murdock consciente de su responsabilidad como el diablo guardián de Hell’s Kitchen.

    Los tres alegres compadres
    Los tres alegres compadres

    LO LLAMAN EL CASTIGADOR

    Pero respetar a los avocados in law es fácil teniendo una temporada previa para construir a los personajes. El mérito se lo llevan con Punisher, a quién van creciéndolo a lo largo del primer episodio sin necesidad de que aparezca en pantalla – similar a lo que hicieron con Kingpin pero en menos tiempo – y una escena sencilla en el segundo capítulo basta para terminar de moldearlo: Puede comprar mercancía ilegal, pero sus parámetros de moralidad tienen un límite muy claro.

    Si ya viste el capítulo, sabes a qué escena me refiero. Si no, lo sabrás en cuánto la veas.

    No es venganza... es castigo
    No es venganza… es castigo

    ¿HÉROES O VIGILANTES?

    De lo que más resalta en estos dos primeros capítulos es el tema de los vigilantes y cómo la aparición de Daredevil en Hell’s Kitchen motiva a las personas a tomar la justicia por su propia mano.

    Se cuestionará la calidad heroica del protagonista, cuyas acciones caen en territorios grisáceos, ¿hasta qué punto le sirve a la comunidad permitir y alentar a héroes sin autoridad oficial en un mundo en el que no hay Kingpin y las fuerzas policíacas fueron saneadas?

    Una frase (no textual) lo resume todo:

    Matt – Lo que te pido no es ilegal
    Melvin- Tampoco es que tengas una placa

    Un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo
    Un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo

    Y LO QUE FALTA

    El inicio pinta interesante, consistente con la calidad de la temporada anterior. Sólo espero que la mantengan a lo largo de los 13 capítulos, ya vimos con Jessica Jones que tal vez no se requieren tantos para contar una buena historia porque puedes terminar alargando la trama de forma innecesaria.

    Por lo pronto tenemos una trama que promete, personajes bien construidos, coreografías bien ejecutadas (no hablé de las peleas ¡pero qué buenas están!), y los cliffhangers (¡bang!) son de esos que no te dejan opción más que seguir viendo la serie, salvo que te caigas de sueño y quieras disfrutarla con todo. Y eso que todavía no aparece Elektra.

    Y ya la queremos ver en acción
    Y ya la queremos ver en acción

     

    ¿Ustedes ya vieron algunos capítulos? Si sí ¿cuántos llevan, les han gustado? Compartan su opinión con nosotros.



    Tal Vez Te Interese | 7 ETAPAS DEFINITIVAS DE DAREDEVIL