Opinión | Cómo aprendí a amar al nuevo Joker

    A diferencia de muchos, yo no espero que Warner Bros. haga sus películas en el mismo tono que Disney/Marvel Studios. Yo no me rasgo las vestiduras porque DC Entertainment busque un tono más serio y épico para su franquicia superheroica. Sin embargo, y aunque me gustó The Man of Steel, no puedo ver las noticias sobre las futuras películas de DC sin pensar que en WB odian a los superhéroes o que hay gente de Marvel tratando de destruirlos desde adentro.

    manofsteel
    ¿Superman esposado? WB no sabe cómo está el rollo interno de la empresa

    Dicen los que saben que el problema es que los ejecutivos encargados de las películas superheroicas de Supes y compañía son los mismos que están desde las versiones de Donner, y que su respuesta ante las criticas es: “Yo ya hacia películas de superheroes cuando tu leías a ‘La pequeña Lulu‘, ¿tú me vas a enseñar a hacer una franquisia superheroica, carnal?“, y demás linduras que dicen los profesionales cuando no saben qué onda con el mundo moderno.

    La verdad es que hay que ser muy fanático para no ver la espantosa manera en que Warner y DC están trabajando a sus personajes, confundiendo una paleta de color gris/negra y angs noventeros con “seriedad” o “temas adultos”. Me gustaría que DC viera más Kindom Come y menos las obras de Frank Miller.

    kingdom-come12
    Cuenta la leyenda que DC sabía que madurez y seriedad no son sinónimos de violencia y oscuridad

    Con este trasfondo no es de extrañar que la reacción hacia la primera imagen del Joker de Jared Leto sea un rotundo “ya valió 3/4 de cacahuate acaramelado”, acompañado de “es la última gota en el vaso“, “los ’90 fueron cool, maaan“, “mta, otra oda al trabajo de Miller que al parecer Warner y DC quieren homenajear en vida“, y la declaración de la productora por mostrarnos algo que “es seeeeeeeeeeerioooooooooo y aduuuuuuuuuuulto”.

    Pero con todo y eso, honestamente creo que la primera (y única) imagen del Joker no está tan mal.

    Jim Lee - All-Star Joker
    No quieres saber qué se tatuó en las asentaderas

    Un Joker tatuado aparece en All-Star Batman and Robin, The Boy Wonder, pero a diferencia de esa encarnación milleriana, los tatuajes no son un maldito dragón asiático (ya sé, el dragón puede seguir ahí, but I want to believe), son pura imagen icónica del joker: una calavera-jester, unos hahahahas en la tipografía clásica de The Killing Joke, una sonrisa. Una idea de Miller, sin lo milleresco. Además, parece tener cierto aire a las versiones de Morrison, “El payaso de media noche”, y el de End’s Game con ese peinado cuasi metrosexual.

    A fin de cuentas se trata de un NUEVO Joker, con un diseño distinto, que si bien hace guiños a cosas clásicas, resulta DIFERENTE, sin por ello alejarse mucho del clásico. Pónganle un smoking purpura y básicamente es el mismo de siempre (salvo por los tatuajes en la cara).

    Cabe recordar que cuando este Joker aparezca en la pantalla grande ya estará en prisión, así que los tatuajes tipo mara salvatrucha tienen hasta su lógica. Además, admítanlo, visualmente esos tatuajes son cool y pronostico que muchos incluso los imitarán en la vida real.

    También es esperanzador ver que el Joker de Jared Leto se aleja bastante del de Heath Ledger, algo que era necesario, y la selección del actor siempre me pareció acertada. Un nuevo Joker para un nuevo universo.

    En resumen, dentro del contexto de “DC todo lo esta haciendo mal”, me parece buena idea que el nuevo Joker por lo menos parezca ser un intento de hacer algo nuevo con el personaje sin salirse del canon (realmente los tatuajes no son un cambio TAN drástico). Es cierto, aún falta ver la actuación de Jared bajo la dirección de David Ayer (¿o de Zack Snyder?), pero en el último par de semanas con decepcionantes noticias DC-itas, el Joker de Leto hasta lo tomo con alegría.

    ¿Ustedes qué opinan?