¿Qué pasa realmente en el trailer de Batman vs Superman?

    Especulando para el Coro | El Origen de la Justicia
    Por Alberto Calvo

    No, esta semana no me tocaba columna, así que consideren esto como un extra. Con título variante, además.

    Hace algunas semanas circuló un rumor acerca de un posible rumbo que tomaría la historia en Batman vs Superman: El Amanecer de la Justicia, que incluía la descabellada idea de que Batman no era Bruce Wayne, sino que estaba siendo impersonado por Slade Wilson, el mercenario mejor conocido como Deathstroke. (Pueden leer más al respecto en este enlace).

    Sin embargo, al confrontar esa teoría con el trailer oficial de la película, aparecido hace algunos días, la historia no se sostiene. ¿Por qué? Simple: un reportero se refiere a Ben Affleck como Bruce Wayne, así que la idea de que el carismático actor interpretaría a Batman pero no a su contraparte civil no se sostiene. Y si el centro de esa teoría carece de sustento, lo más probable es que el resto resulte aún más improbable.

    Entonces, ¿qué podemos esperar de esta anticipada película? Hay que recordar que de el éxito de esta cinta depende en gran medida el futuro del universo cinematográfico de DC, pues la compañía está tratando de alcanzar en la carrera a Marvel, que ya tiene una docena de películas en su haber y un universo congruente y exitoso, lo que me lleva a pensar que lo último que quieren hacer en Warner es tomar riesgos innecesarios desde un punto de vista narrativo.

    Hey, Warner, esto puede ser divertido. No dejes que Snyder y compañía lo arruinen, ¿quieres?
    Hey, Warner, esto puede ser divertido. No dejes que Snyder y compañía lo arruinen, ¿quieres?

    Todo lo que sigue a continuación es mera especulación de mi parte, pero si no desean encontrarse con algún posible spoiler en caso de que esté en lo cierto, este es un buen momento para dejar de leer.

    Antes que nada, creo que veremos un ligero cambio en el tono de la película en relación a lo que podríamos esperar con los antecedentes recientes de lo hecho por DC /Warner, es decir, tanto Man of Steel como la trilogía de Batman de Christopher Nolan. Al momento no está del todo claro si el mundo en que se desarrollan MoS y BvS es el mismo en el que trabajó Nolan, pero eso puede resultar irrelevante.

    La Warner estaban haciendo un esfuerzo muy marcado por poner distancia entre lo que ellos estaban haciendo y lo que a la fecha ha producido Marvel, al grado de que hubo una tajante declaración de un ejecutivo sobre que el humor no tenía cabida en las adaptaciones de cómics de DC. En aquel momento la declaración era congruente con lo visto en Man of Steel o en la serie de TV Arrow, por ejemplo, pero ahora podemos empezar a dudar de ese compromiso con la seriedad y sobriedad de sus producciones.

    El éxito de The Flash, con un tono mucho más ligero, parece haber alterado la actitud de la compañía respecto al tono de sus historias, y esto se ha reflejado en los episodios más recientes de Arrow, en la serie de Supergirl, y aparentemente será también así en Legends of Tomorrow, la serie spin-off surgida del crossover entre Arrow y Flash. De ese modo, no me extrañaría que ese cambio empiece a afectar también a las películas, y quizás el más reciente avance de BvS sea una indicación de ello.

    Uy. FrankenZod. Apuesto a que esa no la vieron venir.
    Uy. FrankenZod. Apuesto a que esa no la vieron venir.

    Hace algunos días un lector acusó al staff de La Covacha de ser tendenciosos y marvelitas. Si ese fuese realmente el caso, podría apuntar que los fans de DC debieran estar molestos con este trailer, pues muestra de manera inequívoca una marvelización del universo cinematográfico DC.

    Primero, al hacer uso de la patentada fórmula de crossover Marvel: dos héroes se conocen, hay un malentendido o una diferencia de opinión, y pelean, al menos hasta darse cuenta de que ninguno de ellos es el villano. Esto suele pasar cuando el verdadero villano o alguna amenaza se manifiesta, propiciando que unan fuerzas para enfrentarlo. Lo vieron en el trailer, ¿verdad?

    La segunda pista de la marvelización de DC/Warner está justo en el intercambio con que cierra esa misma escena:

    -¿Viene contigo?
    -Yo pensé que venía contigo.

    Perdón, pero ese es un diálogo que puedo esperar entre Cap y Iron Man, Iron Man y Hawkeye, Thor y Cap, o cualquier otra combinación de dos Avengers, pero no del oscuro detective de Gotham ni del hombre de acero. Como sea. No lo comentaré porque no es mi intención molestar a los fans de DC. Aunque, en honor a la verdad creo que hizo falta un parlamento de Diana que hubiese servido para establecer su carácter fuerte y su status de realeza: “Silencio. Ambos vienen conmigo.”

    Pero, volviendo al tema, creo que el trailer deja en claro (quizás demasiado) el posible rumbo de la trama.

    Batman sometido por la Super-Armada de parademons.
    Batman sometido por la Super-Armada de parademons.

    Durante la pelea entre Superman y Zod, cuando destruyeron buena parte del distrito financiero de Metropolis, uno de los edificios destruidos pertenecía a Wayne Enterprises. Podemos especular que Bruce Wayne perdió amigos y tal vez familia ahí, lo que podría motivarlo a visitar Metropolis como vigilante, con la intención de obligar a Superman a rendir cuentas de sus acciones y asumir su responsabilidad por lo ocurrido. Esto, claro, con la desaprobación de Alfred.

    Por su parte, Lex Luthor ve a Superman como una amenaza, y le gustaría quitarlo de en medio. Al aparecer Batman, sin duda hará todo lo posible para exacerbar las diferencias entre ambos personajes, buscando que alguien más haga el trabajo sucio por él. Cuando eso falle, hará uso del cadáver de Zod, que está en su poder, para tratar de deshacerse de ambos vigilantes. Parece que el Doomsday cinematográfico será FrankenZod.

    Ahora, respecto a la escena en que Batman es desenmascarado, es el truco más viejo del libro: una secuencia de sueño. Las escenas de pelea están editadas de forma rápida y en desorden, pero algunas de ellas destacan, 1) porque no suceden de noche, y 2) por tener una iluminación en tonos ocre y sepia.

    Así podemos ver a Batman tratando de defender civiles de una horda de parademons antes de ser encadenado y desenmascarado por Superman. Obviamente se trata de una pesadilla del hombre murciélago, donde proyecta sus mayores miedos: ¿Qué pasa si Superman es malo? ¿Qué tal que piensa traer una fuerza alienígena a conquistar la Tierra? ¿Qué pasa si YO no puedo detenerlo?

    No sólo los colores de esa secuencia son una pista, sino que el rostro de Wayne no encaja con el personaje. Batman estaría molesto, quizás frustrado. Pero Affleck luce confundido y asustado. Es una pesadilla, y considerando que incluso parece estar hiperventilando, me inclino a pensar que cuando le quitan la máscara está a punto de despertar.

    En fin. La verdad es que faltan varios meses para el estreno de la película, y hasta no verla no podemos hacer otra cosa que especular sobre lo que puede pasar.

    Quiero aclarar que, aunque tengo predilección por muchos personajes de Marvel, no tengo nada en contra de DC. De hecho, también tengo varios favoritos entre los personajes de esa compañía, y la razón para quejarme de sus historias recientes es justamente esa: que los editores no parezcan preocuparse o tener el más mínimo aprecio por ellos. Pero nada me daría más gusto que poder seguir viendo series y películas con los personajes de ambas compañías.

    Aunque preferiría que éstas estuvieran impulsadas por los personajes, y no por los requerimientos de contadores y mercadólogos corporativos que determinan la forma de hacer las cosas basados en sus focus groups. Ojalá eso empiece a cambiar.