Reseña | Marvel: El fin

Cuando Bill Jemas y Joe Quesada se adueñaron de la Casa de las Ideas, una de sus promesas de campaña fue abolir las resurrecciones, después dijeron que sólo aquellas sin sentido, luego se pasaron todo eso por el arco del triunfo y las resurrecciones proliferaron como ñoños en convención de comics.

En ese mismo tiempo, Marvel sacó unas historias tituladas “The End”, que trataron de darle un final decoroso y coherente a personajes como Wolverine, Hulk o Punisher, aunque no dejaron de ser tan sólo hipotéticos. Pero, ¿si los personajes Marvel podían morir, por qué no todo el universo? Y es así como llegamos a esta miniserie de seis números llamada simplemente “Marvel: EL FIN

LA TRAMA

La historia tuvo como objetivo reinvindicar el contrapunto de la muerte-resurrección, tema muy quisquilloso en el mundo de los cómics, aboliendo todas las resurrecciones sin fundamentos y sentidos; pero vamos por partes, ¿de qué va la miniserie?

ElFin1
¿Dónde está Warlock?

La historia narra la llegada a la tierra de Akenaton, un antiguo faraón egipcio que por azares del destino es “reclutado” por una extraña raza la cual posee el poder del corazón del universo. Akenaton amenaza a toda la población con servirle o ser enjuiciados, los héroes de la tierra (X-Men, Avengers y Fantastic Four) fueron muestra al ser exterminados en un parpadeo.

Mientras en el espacio se desarrolló una reunión algo extraña; Captain Marvel (Genis-Vell) y los Defenders (Dr. Strange, Silver Surfer, Hulk y Namor), escuchan las apesadumbradas palabras de un plan suicida de Thanos, el Titán Demente, quien junto al Dr. Doom escondió cámaras espías en los aposentos de Akenaton enterándose del origen de este extraño ser.

Mientras Thor y Zeus se alían con otros dioses de otras mitologías, aunque también son aniquilados por el faraón. Doom, quien intentó prevenir el “secuestro” de Akenaton en el pasado, es detenido por éste, quién custodia su pasado como perro guardián. De vuelta en el espacio, Thanos y su equipo irrumpen en la base de los seres omnipotentes que custodiaban el corazón del universo y en un plan desesperado se arroja a éste y obtiene lo que toda su vida buscó, la omnipotencia absoluta: Thanos se convierte en DIOS.

Con su nueva divinidad, Thanos borra de la existencia a los miembros del orden, su agente Akenaton y las acciones que cometieron. Comprendiendo su nuevo estatus como ser supremo del universo Thanos encontró un desequilibrio cósmico ocasionado por las constantes resurrecciones de los héroes. Las entidades cósmicas, encabezadas por el Tribunal Viviente y los héroes de la tierra, enfrentan a Thanos hasta que éste, enfurecido, se decide por absorber todo el universo dentro de sí mismo conservando así el continuo en su ser.

Adam Warlock, quien continúa vivo gracias a que estaba en una dimensión distinta, dialoga con el Titán Demente hasta que éste decide sacrificarse para que el universo vuelva a vivir corrigiendo el desequilibrio cósmico previo pero con la diferencia de eliminar para siempre las resurrecciones milagrosas: “cuando uno caiga, alguien más tendrá que tomar su lugar”, fueron las palabras del Titán.

Aunque las historias de The End se desarrollaban en futuros supuestos, Marvel: El Fin tuvo dos particularidades:

Uno | Se desarrolló en el presente del Universo Marvel

Dos | La serie de Thanos (la cual lamentablemente sólo llegó al número 12), que estuvo planteada en continuidad formal, el propio Titán afirmó que los eventos sucedidos en Marvel El Fin sucedieron de verdad, por ende la abolición de las resurrecciones milagrosas debió ser una realidad… obviamente eso nunca pasó, dándosele así carpetazo a tan buena norma.

LA OPINIÓN

El maestro Jim Starlin es el encargado de darle vida a esta historia, desenvolviéndose en sus terrenos favoritos, los cósmicos. Queda claro que Mr. Muerte (apodo dado a Starlin por ser el autor de la muerte de varios personajes entre ellos Captain Mar-vell, y Jason Todd, el segundo Robin), es el más indicado para manejar a su máxima creación, Thanos el titán demente.

ElFin2
¡El negrito sandía!

 

Este discípulo de Kirby  demuestra sus dotes de autor desarrollando tanto guión, como dibujo, ayudado en las tintas por el no menos famoso Al Milgrom. Es destacable la forma de contar la historia a través de un narrador el cual es el mismo Thanos; desde un principio sabemos de qué se trata la historia, la destrucción del universo Marvel, pero realmente donde descansa la gracia de esto es en el cómo y el por qué.

Moviéndose en líneas argumentales ya conocidas del estilo Space Opera de Starlin, Marvel el Fin tiene su clímax en el dialogo entre Adam Warlock y Thanos, algo muy disfrutable y llevado de una muy buena manera jugando con la psicología y la moral de un ser que se supone es el máximo exponente de el nihilismo.

Aunque esta historia supuso el regreso de Mr. Muerte a las filas de Marvel, este hecho no duró mucho pues en el número 6 de la serie de Thanos, Starlin abandonó la Casa de las Ideas, argumentando incompatibilidades creativas, una lástima… Ron Lim (El Guantelete Infinito del 4 al 6) y Keith Giffen (Ambush Bug) se encargaron de dicha serie del numero 7 al 12, donde lamentablemente fue cancelada.

Marvel El Fin es una lectura muy recomendable y disfrutable, claro, lo está diciendo un fan de Starlin, por lo que sus opiniones tienen mejor valía que la mía. Publicado hace unos años por Editorial VID aquí en México, no muy difícil de conseguir.