RPG | Dando El Rol

    DANDO EL ROL | Una introducción a los R.P.G por Sofía Arellano

    Todos tenemos un pasatiempo que nos permite relajar la mente y el cuerpo, cambiar de actividad, alejarnos un poco de lo nuestras obligaciones, ya sea trabajo o escuela (si no la tienen, ya váyanse buscando una, que es sano). Confieso que yo tengo varios, pero sin duda uno de mis favoritos por ser armónico con mis locuras es jugar al rol, y ya que he dedicado una importante parte de mi vida a estos juegos les estaré hablando de ellos en este espacio y ¡no! No me refiero a trajes de látex o enfermera sexy…

    ORÍGENES

    Los Role Playing Games (R.P.G., o juegos de rol) surgieron en Estados Unidos durante la década de los 60 como ejercicios diácticos de sociología, política y comunicación basados sólo en la interpretación e imaginación de los alumnos para resolver problemas o alcanzar metas hipotéticas.

    Son juegos interpretativos/narrativos, por lo que normalmente hay un narrador y uno o más jugadores. El narrador se encarga de crear una historia y narrársela a los jugadores, digamos que es algo así como el guionista/director de la historia, propone situaciones y escenarios, y pone a los “extras” de la historia. Cada jugador crea un personaje que manejará a voluntad y tomará decisiones y acciones dentro de las situaciones planteadas por el narrador, así entre todos irán creando la historia.

    Cool, cool, cool, el narrador guía las partidas
    Cool, cool, cool, el narrador guía las partidas

    ENTENDIENDO LOS JUEGOS DE ROL

    Estos juegos no son del tipo que después de jugarlo diez veces sepas cómo se gana y te aburra, para empezar porque no se gana. Tampoco tienes que venderlos o cambiarlos cuando terminas todos los niveles. En el rol siempre hay historias nuevas que se resuelven de manera diferente, con compañeros que piensan diferente. Seguro has escuchado la frase “Cada cabeza es un mundo”, pues el rol es la representación lúdica de la frase.

    Trataré de explicar qué es un juego de rol, porque a pesar de que su popularidad ha ido en aumento, sigue siendo un rubro obscuro de la cultura ñoña… y no digamos del resto de la cultura.

    ¿Recuerdas cuando eras niño y jugabas con tus primos, vecinos y/o amigos a que cada uno de ustedes era algún personaje de caricatura o película? En ese momento tú eras Batman, peleabas como él, actuabas como él y tu amigo era Superman, y se comprometían con la representación del personaje mientras vivían la aventura juntos.

    Claro, cometían arbitrariedades (por no decir que hacían trampa) como que nunca se morían o pegabas primero que el otro y luego por eso comprometían la amistad. Esta es la esencia de los juegos de Rol, sólo que con un montón de reglas para evitar justamente que te agandalles a tu cuate, para delimitar y tratar de emular en narración realidades alternas y no tan alternas.

    Actualmente existen muchos juegos de rol sobre diversos temas: mundos de fantasía medievales y futuristas, de ciencia ficción, historias victorianas, cyberpunk, de monstruos clásicos con ambientación gótico-punk, mundos con valores del Japón del siglo XIX, magos, demonios, ángeles, hadas, de estrategia militar, superhéroes, etc., además siempre puedes crear tu propia historia si te pones creativo.

    INICIANDO LA EXPERIENCIA

    Los juegos existentes se venden como libros, en los que se explica el planteamiento, las reglas físicas, mágicas, filosóficas y políticas de su universo, así como la mecánica del juego. Algunos se resumen en un solo libro, pero la mayoría se dividen al menos en la Guía del jugador y la Guía del narrador.

    De inicio puede parecer tedioso tener que pasar un par de horas leyendo el libro para poder hacer un personaje, pero si pierdes ese miedo y superas esa apatía descubrirás que ser protagonista de tu historia es de lo mas divertido ¿acaso nunca has soñado con ser tu superhéroe favorito? ¿o no has criticado las decisiones de los personajes de películas y series, y dicho “lo que yo hubiera hecho es…”? Los juegos de rol te dan esa oportunidad y eso es lo que los vuelve fascinantes.

    Y si tienes una vena de escritor o guionista, narrar tu propia historia, manejar el mundo y el destino de los personajes de tus jugadores y jugar a ser Dios un rato puede ser muy atractivo y divertido, sólo cuida la megalomanía, no dejes que se te suba a la cabeza o te quedarás sin jugadores y hasta puede que pierdas algún amigo en el camino. A nadie le gusta que su protagonista muera en el primer capítulo. Después de todo se trata de un juego, y como tal uno debe de divertirse.

    ¿Quién lo diría? Leer finalmente sirve para algo
    ¿Quién lo diría? Leer finalmente sirve para algo

    DADOS

    Aunque los sistemas y los datos técnicos varían en cada juego, los dados suelen ser un elemento importante y recurrente en el rol, porque mas allá de las reglas de los libros, que tratan de modelar el universo del juego en números, las acciones generalmente se dejan al azar y es ahí donde estos bonitos poliedros entran en acción.

    Por ejemplo, tu podrás ser un adonis y confiar en tu carisma porque así naciste, tus papás te hicieron guapo, pero eso no quita que un día ves a una chica linda y cuando caminas hacía ella decidido a sacarle una sonrisa y en una de esas su teléfono, no viste una coladera abierta que estaba en el camino, te caes en ella y te das un golpe tan fuerte que se te olvida tu objetivo. Eso en términos de juego es el resultado de una desafortunada tirada de dados.

    Dungeons & Dragons es uno de los primeros juegos de rol y en él se utilizan dados que poseen cuatro caras hasta los que tienen 20, sin embargo existen juegos de rol que sólo se usan dados de un tipo. Pero ya profundizaremos en ello en otra ocasión.

    FUERA TIMIDEZ 

    Yo sé que te interesó, no seas tímido, acércate y búscanos, ven a jugar. En lo que se te quita la timidez, puedes seguir leyéndome. Y si ya juegas, sabes de lo que hablo así que propaguemos el evangelio.

    Todo al azar, tan parecido al amor.
    Todo al azar, tan parecido al amor.