TRAS LAS VIÑETAS | TERRY MOORE

Por Alberto Calvo.

Al hablar de autores de cómic, es muy común que sus carreras sigan cierto patrón: Empezar en editoriales pequeñas, llamar la atención de las grandes, trabajar en títulos para estas mientras se van haciendo de un nombre y seguidores, y después probar suerte con proyectos propios. Pero el mercado del cómic no siempre ha sido como lo conocemos, y en el pasado algunos tuvieron que abrirse paso de forma diferente. Terry Moore es uno de ellos.

Para el autor nativo de Houston, Texas, los cómics no eran el objetivo original. En repetidas ocasiones ha declarado que su más grande influencia es Charles Schulz, creador de Peanuts, y su intención era crear una tira cómica distribuida en los periódicos a través de uno de los sindicatos que se dedican a ello. Sin embargo, tras repetidas negativas y rechazos comenzó a pensar en enfocar su talento a crear un cómic. En 1992 descubrió la escena del cómic independiente, y le llamó la atención lo conseguido, entre otros, por Jeff Smith (Bone) y Dave Sim (Cerebus).

Una de las características distintivas del trabajo de Moore es su forma de dibujar mujeres.
Una de las características distintivas del trabajo de Moore es su forma de dibujar mujeres.

Durante varios meses se dedicó a estudiar el mercado del cómic, analizando la forma en que estos se producían y comercializaban, y poco a poco fue trabajando en una idea surgida de sus fallidas tiras cómicas. A mediados de 1993 comenzó a mandar copias de su primer número a distintas editoriales, hasta que Antarctic Press respondió. Firmó un trato con ellos para publicar una miniserie de 3 números, y en noviembre de 1993 apareció en tiendas el primer número de Strangers in Paradise (título que ya recomendamos aquí).

El título resultó un éxito de crítica y permitió a Moore lograr parte de lo que esperaba: establecerse como un autor independiente. Al finalizar la miniserie de tres números le siguió un tomo con la historia completa, también publicado por Antarctic, pero ahora Terry estaba decidido a seguir adelante por otra vía. En una sesión de autógrafos en una tienda de su natal Houston conoció a Jeff Smith, quien le dio varios tips acerca de cómo auto-publicarse, así que cuando Strangers in Paradise regresó como una serie regular, lo hizo al amparo de su propio sello: Abstract Studios.

El primer número de la nueva serie (Strangers in Paradise vol. 2) salió a la venta en septiembre de 1994. Durante más de una década, Moore hizo algo difícil de ver en el medio del cómic independiente, pues a pesar de encargarse él mismo de escribir, dibujar, entintar y rotular su cómic, además de hacerse cargo de trabajar con la imprenta y las labores administrativas y de promoción, publicó su cómic de forma regular con intervalos de seis semanas entre un número y el siguiente, periodicidad que pudo mantener incluso tras aventurarse a trabajar con otra editorial.

Paradise Too! fue el título bajo el que Moore recolectó sus viejas tiras cómicas.
Paradise Too! fue el título bajo el que Moore recolectó sus viejas tiras cómicas.

En 1996 escribió una miniserie de dos números de Lady Supreme, lo que representó su primer trabajo en cómics que no fuesen de su propiedad. Unos meses más tarde se convirtió, junto a Jim Lee, Kurt Busiek y James Robinson, en uno de los fundadores de Homage Comics, sello dedicado a títulos propiedad de sus autores, los cuales eran publicados al amparo de la compañía de Lee, Wildstorm Entertainment. En ese mismo periodo escribió dos números de la serie semi-antológica Gen 13 Bootleg. Luego de publicar SiP a través de Homage por ocho números, donde además hizo sus primeros experimentos a color, decidió regresar la serie a Abstract, comenzando con el número 9 del volumen 3 en vez de volver a empezar la numeración.

A lo largo de los años Moore había publicado ejemplos de sus tiras cómicas en las últimas páginas de varios números de SiP, y ante el interés que esto generó, publicó algunas colecciones en forma de cómic bajo el título de Paradise Too! Ésta duró catorce números, publicados entre 2000 y 2003, y en 2010 apareció el tomo de The Complete Paradise Too!, que recoge todo el material de la serie.

En las páginas de Echo, Terry jugó con elementos de ciencia ficción, pero sin renunciar a su estilo.
En las páginas de Echo, Terry jugó con elementos de ciencia ficción, pero sin renunciar a su estilo.

La experiencia de trabajar con otros no debe haber sido negativa, pues en 2002 aceptó escribir tres números de Birds of Prey, para DC Comics, donde hizo equipo con Amanda Conner y reemplazando a Chuck Dixon antes de ceder la plaza a Gilbert Hernandez. En 2006 contribuyó con una historia, guión y dibujo, para el duodécimo especial de Treehouse of Horror, de The Simpsons. Al concluir SiP, en 2007, Marvel Comics lo contrató para hacerse cargo del volumen 2 de Spider-Man Loves Mary Jane, serie que duró sólo cinco números.

Su segunda serie propia fue Echo, historia de ciencia ficción contada en un total de 30 números, aparecidos entre marzo de 2008 y junio de 2011. A los pocos meses de haberla iniciado, reemplazó a Joss Whedon como guionista de Runaways, otra vez en Marvel, y permaneció en la serie por nueve entregas sin interrumpir su trabajo en Echo.
.
Un par de meses más tarde inició su nuevo proyecto, esta vez dentro del género de horror. Rachel Rising, a pesar de una buena recepción crítica, no pudo alcanzar el éxito de sus antecesoras, y ahora está a un par de meses de finalizar tras casi cinco años de publicación ininterrumpida.

Rachel Rising es una peculiar historia de horror que no ha recibido el reconocimiento que merece.
Rachel Rising es una peculiar historia de horror que no ha recibido el reconocimiento que merece.

En 2014, de forma paralela a su trabajo en Rachel Rising, Moore lanzó un nuevo proyecto, un número especial titulado SiP Kids, donde los personajes de Strangers in Paradise tienen aventuras… a los seis años de edad. Se trata de un homenaje a Schulz y a las tiras cómicas infantiles en general. La recepción fue tan buena que en el último par de años han aparecido tres números más. Aún no se anuncia cuál será su próximo proyecto una vez que cierre Rachel Rising, pero sin duda será algo a lo que valdrá la pena echarle un vistazo.

Recuerden que Terry Moore es uno de los invitados a la edición de 20 aniversario de La Mole Comic Con International, por lo que tendrán oportunidad de conocerlo los próximos 18, 19 y 20 de marzo en las instalaciones del Centro de Convenciones del World Trade Center de la ciudad de México.