The Witcher: cuentos de hadas con Geralt de Rivia

Hola amigos de la Covacha, acompáñenme en este primer artículo especial del año 12,020 de la Era Humana (sí existe, pueden googlearlo), y si se lo preguntan, sí, año nuevo pero sigo sin saber escribir introducciones decentes, así que ¡Feliz Año! o lo que sea y hablemos de The Witcher, los libros y la serie.

BRUJERÍA, BRUJERÍA

Por si no han visto The Witcher en Netflix, por favor corran a verla, es buena, es entretenida, tiene potencial y un manejo muy libre y nada lineal del tiempo, cosa que es parte integral en los libros aunque en la serie puede llegar a ser un poco agresiva, pero en fin, es buena.

Por si no han leído los libros pero han seguido la serie y los videojuegos, sabrán de qué va The Witcher, las historia del brujo Geralt, un cazador de monstruos vagabundo, y su constante rechazo al destino. Si no tienen idea pero quieren saber en qué se meten, pueden leer el artículo relacionado que escribió el covacho Isaac de la Rocha.

Bien,  las protagonistas de la historia (junto con Geralt) son la encantadora Yennefer de Vengerberg y Cirilla Fiona Elen Riannon, heredera legítima al trono de Cintra.

MÁS ALLÁ DE ESTE LETRERO ESTÁ EL FIN DEL MUNDO…
Y LOS SPÓILERS.

Uno de los punto más importantes sobre la historia y el mundo de The Witcher es su relación como obra literaria con otras obras y elementos mítico-legendarios de la Europa Medieval, basta ver el primer capítulo de la serie para observar el paralelismo con “Blancanieves”. En el cuento original esta relación se explora más a fondo, Renfri es rescatada por siete enanos a los que convence de dejar las minas para dedicarse a robar, asaltar y asesinar en los caminos.

En el caso de la princesa Adda, la striga (ep. 3) es un monstruo perteneciente al folklore eslavo junto con las kikimoras (ep. 1), además, los aldeanos esparcen el rumor de que quien levante la maldición se casará con la princesa y se convertirá en futuro rey de Temeria, muy a la “Bella Durmiente”, cuento que el rey Foltest califica de estupidez ya que ningún rey en su sano juicio dejaría el destino de su reino a cualquier idiota con suerte.

Esta constante burla y crítica a los cuentos de hadas clásicos es lo que le da forma y sustancia a los primeros cuentos de The Witcher: alguien quiere matar un dragón pero oh, sorpresa, el dragón sólo cuida de sus crías; en una ocasión Geralt trata de negociar la muerte de un troll bajo el puente a lo que le responden que el pueblo es más seguro gracias a él, porque actúa como guardia del puente y lo repara; los sabios magos aconsejan reyes para obtener beneficios económicos y para apoyar a otros reyes; los hermosos y perfectos elfos de otro mundo son unos completos racistas que quieren esclavizar a la humanidad y usar a Ciri como portal entre los mundos, sin importar si eso la mata…

Y los ejemplos siguen y siguen, pero sólo demuestran que nada es tan simple como en los cuentos de hadas, y que la realidad es más complicada y con matices de gris.

Bailando El Sapito porque es lo in.

FIN DE LOS SPÓILERS Y LA CONCLUSIÓN DEL ENSAYO

La constante relación sarcástica y cínica con los cuentos de hadas es lo que le añade un toque especial al mundo de The Witcher, sobre todo al ver las cosas desde el punto de vista de Geralt, quien se esfuerza por mantenerse fuera de todo conflicto.

Finalmente ese es uno de los objetivos de esta historia, analizar las historias que nos cuentan y cuestionar los discursos clásicos y ya cansados de: “blanco y negro”, “el bien contra el mal”, “nosotros y ellos”, “el fuerte por encima del débil”, etc. que dentro de la historia utilizan los humanos para matar a los elfos; los enanos, los hechiceros para asesinar a los inocentes; los elfos para justificar el secuestro y la masacre de civiles. Es el mismo tipo de discurso que en nuestro mundo ha existido por siglos y ha tenido resultados similares e incluso peores, tristemente aún hoy día.

Por eso es tan bueno ver / leer The Witcher en todas sus versiones, ya que nos hace cuestionar nuestro punto de vista no sólo dentro de la historia, sino además en el mundo real; y si una historia te deja pensando aún después de terminar de verla entonces eso la convierte en una buena historia ¿no creen?

Crisis en las Tierras de Rivia.