5 Razones para salvar a Lucifer

El pasado fin de semana Fox canceló la serie Lucifer, basada en el personaje creado por Neil Gaiman para Vertigo/DC Comics, provocando un infierno en redes sociales que piden salvar la serie del olvido, pero ¿qué tiene Lucifer que ha provocado este revuelo? ¿Por qué debería ser salvada?

Personalmente creo que Lucifer conjuga en un sólo show muchos elementos que le gustan a la gente. Aunque en teoría está basado en la obra de Gaiman, la realidad es que prácticamente sólo porta el nombre y el pretexto de ser un personaje extraído de viñetas para poder tratar asuntos fantásticos sin problema. Aquí te presento 5 razones por las que merece la salvación:

1 | EL PROTAGONISTA

Lucifer Morningstar es el diablo en persona, quien harto de la manipulación de su padre (Dios), decide dejar el Infierno y venir a la Tierra a tener una nueva vida en la ciudad de Los Ángeles. Hablando de ángeles, Luci no llega solo, su padre envía al ángel Amenadiel, su hermano, para devolverlo al infierno, pero Lucifer no está dispuesto a irse sólo porque Dios se lo mande.

2 | EL ROMANCE

Hasta aquí podemos decir que es la clásica historia del diablo rebelde que ya conocemos, lo interesante es que en la vida de Lucifer aparece la detective Chloe Decker quien resulta ser inmune a sus encantos, cosa que al principio desconcierta al príncipe demonio y termina por despertar su interés en la humana.

En cada episodio, esta interacción nos lleva, además de tener una dosis de investigación policíaca, a tener una gran cantidad de escenas salidas de una Chick Flick, de esas en donde proyectan la tensión sexual de los protagonistas pero nunca pasa nada entre ellos, y cuando parece que las cosas empezarán a salir bien, llega alguien más y lo arruina, como el rival de amores, la suegra metiche o incluso la idea de que no eres libre de tomar tus propias decisiones y estás siendo manipulado, por lo que nada de lo que sientes es real.

3 | EL ELENCO

El resto de los personajes crean un ambiente familiar y juegan con el hecho de que las cosas no siempre son como parecen y los títulos sirven de poco: Los buenos no siempre son buenos, ni aunque se trate de un ángel, y el diablo tiene muchos rostros, incluso el de un ángel.

Lucifer es una serie que nos muestra que no hay absolutos, la vida no se trata de negro o blanco sino de lo que hay en medio, y es ese estar en medio lo que nos vuelve humanos, pero todo es tratado con cierto humor y desdén, porque Lucifer, aún siendo el mismo diablo, desconoce muchas cosas sobre lo que es vivir en la tierra y sentir, cosa que lo vuelve vulnerable e incluso inocente y todo ello acompañado de buena música (la serie tiene su propio soundtrack en una conocida plataforma musical).

Save sus empleos

4 | EL FANDOM

Lucifer ha tocado a tanta gente porque en una época en la que la violencia impera y en que los seriales de televisión son hiperrealistas o cómicos, a veces rayando en lo absurdos, esta serie logra un término medio, en el que al verlo te permite reír y relajarte o identificarte y soltar alguna pequeña lágrima, sumergiéndote en un mundo que sabes que no existe pero que al mismo tiempo empatiza con la audiencia de una manera muy próxima y real.

5 | EN NOMBRE SEA DE GAIMAN

La producción tenía tantas esperanzas para la cuarta temporada que convencieron al creador del personaje, Neil Gaiman, de personificar al mismísimo Dios. Por lo menos en voz.

Este episodio lo veríamos en la muy peleada cuarta temporada que aún no se concreta; el avance ya está grabado y planeaban presentarlo en la próxima San Diego Comic-Con.



Al momento de escribir estas líneas, no hay nada claro respecto al destino del show, pero se percibe una sensación de optimismo en los integrantes del elenco y los showrunners, que no han parado de agradecer a sus seguidores y de apoyar los hashtags en todas sus redes sociales, por lo que es seguro que pronto tendremos noticias al respecto. Pero mientras eso sucede, los fans que están en pie de lucha no se piensan rendir hasta obtener una respuesta, y pelearán como Maze (#FightLikeMaze), la demonio guardaespaldas del Sr. Morningstar.

Tranquilo, todavía no hay noticias