Doctor Who: Revolution of the Daleks – Reseña

El Doctor es un alienígena que viaja a través del tiempo y el espacio en su nave llamada TARDIS, casi siempre lo hace junto a uno o varios acompañantes, curiosamente casi siempre son humanos y británicos. Cuando es gravemente herido tiene la capacidad de “regenerarse” en un nuevo cuerpo, de aspecto, género y personalidad diferente, en su última regeneración adoptó la forma de una mujer.

LA HISTORIA HASTA AHORA

La Doctor ha estado prisionera en un asteroide de máxima seguridad el último par de décadas y todo parece que seguirá ahí, al menos hasta que el Capitán Jack Harkness, un antiguo aliado suyo, se infiltra en y la ayuda a escapar y volver a la Tierra.

A su regreso a nuestro planeta, descubre que han pasado 10 meses después de su última visita y sus antiguos acompañantes, Yaz, Ryan y Graham, han continuado con sus vidas pensando que no volverían a verla, sin embargo eso será el menor de sus problemas.

Durante el tiempo que estuvo prisionera, Jack Robertson, un inescrupuloso hombre de negocios (y nada velada alegoría a Donald Trump), se apoderó de los restos de un Dalek, la criatura más mortal del universo que solo vive para destruir a los que nos son como él, a partir de su tecnología ha desarrollado drones para encargarse de la seguridad de todo Bretaña. O al menos ese era su plan, pues el Dalek logró sobrevivir y clonarse para ocupar los supuestos drones y formar un ejército de Daleks que aniquilaran a la raza humana. 

Esa es la premisa de Revolution of the Daleks (Revolución de los Daleks) el especial de Doctor Who estrenado en año nuevo. Con Jodie Whittaker volviendo a interpretar al Doctor y el cual nos sirve como enlace entre temporadas.

QUÉ DIFÍCIL ES SER TIMELORD

Tiempos difíciles ha vivido esta última encarnación del Doctor, dentro y fuera de las pantallas. Con la llegada de Whittaker en el estelar también lo hizo Chris Chibnall, escritor de la serie que ascendió como nuevo showrunner.

Hubo resistencia de cierto sector de fans a que el Doctor sea interpretado por una mujer por primera vez, además de que, a opinión de muchos, el último par de temporadas no han sido las más inspiradas.

Si bien es cierto que a esta nueva Doctor aun no le ha llegado algún capítulo que se pueda considerar icónico, el desempeño de Whittaker ha sido bueno, dándole una personalidad propia a su Doctor, ganándose su lugar en la mitología de la serie.

A veces hasta la Doctor se ve obligada a imitar al Tigre de Santa Julia.

LA VIEJA CONFIABLE

Para este especial, Chibnall toma como base algunos eventos sucedidos en capítulos anteriores, y juega la carta de la nostalgia al traer a un par de favoritos del fandom.

Como antagonistas a los Daleks, los enemigos más peligrosos del universo de Doctor Who, y al Capitán Jack Harkness, un antiguo acompañante de varias encarnaciones del Doctor, quien incluso llegó a protagonizar su propia serie: Torchwood.

Sin embargo, aunque se agradece ver de nuevo a Jack y que el especial es muy disfrutable, no llega a ser memorable, quizá sólo por el hecho de que nos recuerda que esta año no tuvimos especial de Navidad, que ya se había hecho tradición, y que también marca la partida de algunos personajes, dejando espacio dentro de la TARDIS para los siguientes compañeros de viaje del Doctor. 

Los nuevos buzones en Inglaterra están algo raros.