El final de Gotham

Este jueves 25 de abril en Estados Unidos se transmitió el último episodio de Gotham, la serie ambientada en el universo de Batman sin el cruzado encapotado.

En México, Warner Channel transmitió hasta la cuarta temporada, al igual que Netflix, y aún no se anuncia la fecha de estreno para la quinta y última.

Aquí te traemos un mini resumen, por lo que el texto está lleno de spoilers.

ADVERTENCIA – COMO YA DIJIMOS EN EL PÁRRAFO ANTERIOR, ESTE TEXTO ESTÁ LLENO DE SPÓILERS DE LA 5A TEMPORADA DE GOTHAM.

GORDON INICIA

La serie, que pretendía contarnos las aventuras del novel detective James Gordon, debía cerrar mostrándonos al Caballero de la Noche (una idea parecida a lo que hizo Smalville con Superman, vaya, que hasta compartían la idea de llamarse como la población en la que viven, bien originales).

Pero muchas cosas pasaron en el camino y después de varios altibajos el episodio final fue un digno representante de toda la serie, algo con mucho ruido y pocas nueces.

El que ríe al último gana menos dinero que Jared Leto.

LOS CAMINOS DE GOTHAM

A lo largo de las 5 temporadas de Gotham, vimos a personajes conocidos pero jugando roles bastante alejados de lo que dictaba su esencia comiquera. De este modo, nos encontramos a un Alfred sarcástico, sabelotodo y metiche; una Barbara Kean como lider de una facción criminal y amante de Ra’s al Ghul; un James Gordon de moral distraída y memoria muy elástica que en más de una ocasión hizo trato con los criminales y que se casa con Lee Tompkins; un Joker que se supone que no era el Joker, pero cuya interpretación fue tan buena a la primera, que terminaron por darle un hermano gemelo, y como su segunda versión también fue excelente y no debía ser así puesto que AÚN NO se necesitaba un Payaso Príncipe del Crimen en la historia, lo reinventaron una y otra vez hasta terminar en algo grotesco.

Aunque la cereza del pastel es sin duda Bruce Wayne, que se muestra rebelde y berrinchudo, además de que mata y hace lo que sea necesario por un bien mayor (según él).

Pero a pesar de todo eso mucha gente seguía Gotham, posiblemente debido al buen trabajo que hicieron con Oswald Cobblepot, Edward Nigma y Selina Kyle, quienes en más de una ocasión sacaron el barco a flote con sus diálogos ocurrentes, perspicaces y que te permitían entender un poco más sobre esos enemigos del Hombre Murciélago que todos conocemos pero de los que poco sabemos a cerca de sus motivaciones y origen.

Así que la quinta temporada se encargó de cerrar e intentar acomodar los cabos sueltos para llegar al final, haciendo que Bárbara y Jim tuvieran una hija, que Bruce “vuelva al camino del bien” y que Oswald y Edward regresaran al del mal, con un Edoardo-Bane de pacotilla como enemigo común que funciona como títere de un al Ghul (Nissa).

Algunos de los villanos irónicamente son los que salvaron la serie.

EL FINAL SE ACERCA YA

En el penúltimo episodio todos los problemas que se venían arrastrando desde la cuarta temporada hasta esta última, quedan solucionados y vemos como el niño Wayne se va sin despedirse de su mayor aliada, la señorita Kyle. Siendo la despedida real de Camren Bicondova de la serie, pues no participa en el capítulo de cierre (argumentando en su cuenta de twitter que “parte de dejar un legado y pertenecer a él significa saber cuándo pasar la antorcha a otra persona” ¿?) y es sustituída por Lili Simmons quien aunque sí parece una versión adulta de ella y nos da una buena interpretación, no evita que se eche de menos a la Bicondova.

El episodio de cierre, titulado “El comienzo”, nos regala a Barbara pelirroja y a James Gordon con bigote (¡por fin!) aunque el gusto dura poco y todos están a la expectativa pues se anuncia el regreso de Bruce Wayne a su ciudad natal. Selina es ya una ladrona consumada (¡qué horrendo traje le pusieron!), el Pingüino y el Guasón, traen a Batman sin calzón (ah, no, eso no iba), bueno, los villanos principales preparan sus últimas villanadas pero ni siquiera aquí, que se nos prometió que tendríamos mucho Batman real, súper Jim deja de ser el héroe: todos los conflictos los resuelve él con poca ayuda de los demás, salvo la cuestión con Jeremiah de la que el ex niño Bruce se encarga de la forma en que arregla todo (¿matando?).

Casi no lo vemos, sólo lo escuchamos poco en su versión del murciélago inspirada en el de Nolan (traje, voz, actitud) y es hasta que destapan la batiseñal (que aún no es bati) en los 3 minutos finales, que aparece parado en la azotea de enfrente, o sea que si viste el adelanto del episodio con esa escena, prácticamente viste el 90% de lo que sale enfundado en el traje.

Es así como termina una serie que explotó poco sus puntos fuertes, la cajeteó mucho, pero tenía la fortuna de llevar el Batman-fórmula-de-éxito implícito en ella.

Esta imagen sólo nos hace pensar ¿quién tomó esa foto?

¿A ti qué te pareció? ¿Verás la serie de Alfred?, Déjanos tus comentarios.

Compartir
Elizabeth Ugalde
Física, analista de big data, gamer y deceíta, de niña quería ser como la Mujer Maravilla, ahora puedes seguirla en Twitch como Vertandhi.