El inadvertido regreso del Conde Pátula

En un rato de ocio, de los que hay mucho en esta época de cuarentena, descubrí el espectacular regreso de uno de mis amados personajes infantiles, que para mi sorpresa no fue relevante para nadie. Y por si el título no fue bastante claro, sí, el Conde Pátula regresó, y no en forma de fichas.

Para comprender por qué de este suceso habrá que hacer un poco de historia.

EL QUERIDO PATOLÍN

En 1988, la productora Thames estrenó en Inglaterra Count Duckula, animación que a lo largo de sus 65 episodios seguiría las desventuras del famoso Conde Pátula, última reencarnación de una larga estirpe de patos vampiro, quien por un error en el ritual al momento de revivirlo, terminó siendo un pato vampiro vegetariano que siente repelús por la sangre.

Patolín, como lo llama su voluminosa y torpe Nana, tiene el deseo de ser famoso, objetivo que busca apoyándose en la capacidad que tiene su castillo de viajar en el tiempo y espacio; pero el joven conde tiene el tiempo en contra, pues el castillo volverá automáticamente a su lugar y tiempo cuando el reloj marque que ha amanecido en la presente Transilvania.

Si el correr del tiempo no fuera suficiente obstáculo, hay un inmenso número de circunstancias que impiden que Patolín alcance su objetivo, empezando por las provocadas por sus más cercanos sirvientes, como las torpezas de la ya mencionada Nana, o los obstáculos que le pone Igor, servidor principal de la familia Pátula, quien desea que su amo vuelva a ser esa criatura sedienta de sangre que fue en sus anteriores reencarnaciones.

En México la animación estuvo sazonada por la excelente labor doblajística de Luis Alfonso Mendoza†, que normalmente es recordado como la voz del divertido conde.

ORÍGENES SECRETOS

Lo que probablemente muy pocos saben es que el Conde Pátula nació en otra animación de la misma productora, que tenía por título Danger Mouse.

En 1981, nueve años antes del estreno de Count Duckula, Thames lanzó Danger Mouse, donde presentaba los casos de un ratonil agente secreto tuerto que, ayudado por el hamster Penfold, debe salvar al mundo de las fechorías del Barón Greenback.

En una ocasión en que el Barón Greenback secuestró a Penfold, Danger Mouse fue obligado a conseguir algunos ingredientes para crear un monstruo invisible. Uno de los elementos de la receta eran las plumas de un pato vampiro, lo que llevaría a Danger Mouse a conocer al conde Pátula, siendo ésta la primera vez que el personaje aparecería en pantalla.

En esa primera aparición el conde no era el dulce, vegetariano y bien peinado Patolín que todos conocimos, sino que era un malvado vampiro demente que buscaba la fama.

Desde entonces, Pátula fue un villano regular en Danger Mouse, apareciendo en varios capítulos donde poco a poco se iban dando a conocer sus poderes, entre los que podemos ennumerar que hipnotizaba a la gente para que hicieran malabarismo y bailaran, o que tenía la capacidad de convertirse en un bat de criquet volador.

Tras 161 capítulos Danger Mouse terminó, siendo reconocida como la primera animación inglesa que entró al mercado televisivo estadounidense y por haber superando en audiencia a la película Superman 3.

EL REGRESO DEL RATÓN Y EL PATO

En 2015, 34 años después del estreno de Danger Mouse, el canal británico CBBC estrenó un remake de la serie, donde retoman el estilo narrativo cómico de la serie original y los diseños, ahora añadiéndoles un toque novedoso con colores brillantes y animación dinámica. Y como era de esperarse, al retomar a Danger Mouse también reaparecerían sus villanos, solo había que esperar.

El episodio 21 de la primera temporada se titula ‘ El pato hasta el amanecer’. En él, Danger Mouse y Penfold deben ir a una lúgubre y nada realista Transilvania a resolver un caso, allí se encuentran con que un raro programa de televisión está conviertiendo a los aldeanos en verduras zombie. Y, por supuesto, el villano detrás de esto era nada más y nada menos que nuestro queridísimo Pátula, con su permanente y demencial deseo de dominar al mundo para ser famoso.

Nuevamente en el capitulo 21 pero de una temporada después, el pato vuelve, ahora en el capítulo titulado ‘El Show de Pátula’, en el que el conde secuestra a los guionistas de la serie para apropiarse del show y realizar su sueño.

Y si la aparición del susodicho no fuera suficiente, la voz de Pátula en en el doblaje latino la interpreta de nuevo Luis Alfonso Mendoza†, lo que vuelve los capítulos completamente memorables.

Así que, amigos, corran a buscar estos capítulos que están disponibles en Netflix Latinoamérica* ¡¡les aseguro que les encantarán!!


Disponible en Netflix al momento de la publicación de este artículo, el 1 de diciembre de 2020.


 

Compartir
Jorge Cervantes
Gorka Olachea! es la identidad dizque secreta de Jorge Cervantes, esposo de una Mujer Maravilla, ilustrador, diseñador gráfico y dueño de tres gatos. Ha colaborado en varias historietas independientes, incluidas 'Las Desventuras de El Monito', y en su juventud universitaria fundó y coordinó el club de cómic GRAPHOfilos y el evento cultural Arte9 en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.