The Tick: Aires Nuevos de la Vieja Escuela

Esta es una gran época para las series de superhéroes. Netflix puso una vara muy alta con Daredevil y Jessica Jones, que son producciones con guiones con personajes intrigantes y temática madura, con temporadas bien estructuradas, que puedes terminarte en un fin de semana de lo interesantes que son. Hay otras que han llegado a aburrir por caer en los mismos temas como Agents of S.H.I.E.L.D. (todo es HYDRA e Inhumans), The Flash (basta de llorar, Barry Allen) y otras obligadas a seguir a pesar de que la trama ya dio de más.

En este clima donde las historias basadas en cómics, Amazon Studios y Sony Pictures Television se atreven a lanzar a un personaje de culto para los fans de las viñetas; pero que en sus oportunidades en la pantalla chica pasó con más pena que gloria: Hablemos de The Tick.

ES HORA DE LA GARRAPATA

Esta es una serie que intenta ser una mezcla entre comedia con elementos cliché que encontrábamos en los cómics. Cosas como un narrador omnisciente, personajes sin tanta malicia, un protagonista que pierde a un familiar en la niñez, héroes y villanos con tintes simpáticos y a veces hasta absurdos. A veces puede parecer que es para no tomarse en serio, sin embargo, de a poco puede ganar tu atención, sobre todo por las escenas finales de cada capítulo, que siempre incitan a ver el siguiente.

Aunque el personaje principal es The Tick (La Garrapata, en español), la trama gira en torno a Arthur (Griffin Newman), un contador que tiene una obsesión por The Terror, un villano fallecido hace tiempo y que al investigar al respecto se une al mismo camino de nuestro héroe azul.

Arthur, sin querer, entra a un camino que lo convertirá en el héroe de la ciudad, a pesar de ser renuente a convertirse en uno. A veces cae mal de tanto que sufre y de querer evadir meterse de lleno al conflicto al no usar el traje que le proporciona habilidades y que el destino ha puesto en sus manos.

Por su parte, The Tick (Peter Serafinowicz) es un héroe muy chapado a la antigua: con el sentido del deber de personajes similares de los años 60: quiere defender al débil, es invulnerable, tiene fuerza superior a la normal, es bonachón, lucha contra el mal en todas sus formas y puede esbozar una sonrisa en los momentos más complicados.

No queda muy claro su origen porque no recuerda quién es detrás del traje y por alguna razón está unido al pasado de Arthur, al que también sigue porque lo considera muy listo y un héroe en potencia. A veces puede ser un sidekick y otras un consejero, pero de a poco se va ganando su lugar en la serie.

TRAIGAN A LOS TIPOS MALOS

Entre los villanos encontramos a:

  • Miss Lint (Yara Martinez), una mujer capaz de lanzar descargas eléctricas y que fue asociada de The Terror, que le obsequió unas bandas para controlar mejor sus poderes.
  • Ramsés IV (Michael Cerveris), que es un mafioso obsesionado con la cultura egipcia, incluso obliga a su banda a tatuarse el símbolo del dios Ra en el ojo izquierdo y que en un encuentro contra The Tick pierde un traje que otorga habilidades a quien lo usa.

Mención especial debe tener Jackie Earle Haley (Rorschach en el Watchmen de Zack Snyder) quien protagoniza a The Terror. A pesar de que el mundo lo considera muerto, tiene mucho peso alrededor de la historia. Es el mal encarnado, un ser despiadado y sin escrúpulos: no sólo acabó con la vida de superhéroes, sino del padre de Arthur. Este cree que el villano aún vive y opera bajo las sombras. Durante la serie veremos si esto es verdad y el impacto de las acciones que el antagonista ha tenido en este universo.

Hay dos personajes secundarios que son entrañables: Dot (Valorie Curry), hermana de Arthur, que en secreto es una enfermera para villanos; y el antihéroe Overkill (Scott Speiser) de métodos cuestionables, que siente una atracción mutua por Miss Lint y que también reconoce la inteligencia de Arthur.

El que decepciona en la historia es la versión de Superman de este universo: Superian (Brendan Hines), que sólo aparece más como adorno y referencia (es el máximo héroe del mundo y el que acabó con The Terror) que como parte determinante de la trama.

SAQUEN EL INSECTICIDA

Durante 6 capítulos, The Tick apenas alcanza a plantear una historia de origen en donde dejan más preguntas que respuestas. Espero que ahora que han anunciado una segunda temporada con 10 episodios, tenga tiempo de ahondar más en el pasado de Arthur, en el origen de The Tick, en los planes que tienen los villanos con el traje y el misterio detrás de él.

Esta serie no llega a los niveles épicos de Daredevil ni tiene tantas referencias como los programas del Arrowverse; en lugar de ello se refugia en los elementos que caracterizaban a los héroes del ayer, en la que nos presenta una historia cargada de humor y heroísmo a la antigua.

Pueden verla de forma legal en Amazon Prime Video y junto con las series que también pueden encontrar (American Gods es un placer visual y narrativo), es una buena opción si ya te cansaste de ver lo mismo en otros servicios de streaming.

Como les decía al principio, a pesar de que el género de superhéroe ya está alcanzando sus límites también en TV, The Tick es una bocanada de aire fresco que no ofrecen otras series y que vale la pena que le prestes atención.


¿Ya la viste? ¿Te gustó o la odiaste? ¿Esperas la segunda temporada o prefieres ver otro tipo de series? Esperamos tus opiniones en los comentarios.