¡NASA aplasta! Nombra Hulk a una nueva constelación

Ciencia Ñoña

Es muy probable que estés familiarizado con el concepto coloquial de constelación, que no es otra cosa más que un conjunto de estrellas que al agruparlas nos parece que forman figuras o patrones. ¿Te digo algo? eso en realidad no se llama constelación sino Asterismos, la constelación es en realidad la región del cielo que lo contiene. Pero para fines prácticos, vamos a llamar constelación a ese conjunto de estrellitas que los griegos tuvieron el tino de ponerles nombre.

Entre las más conocidas en el hemisferio norte está la constelación de Orión, que en el centro tiene a las tres estrellas “cercanas”(tampoco son cercanas en realidad, hay al menos cien años luz entre ellas*) más visibles del cielo invernal: Alnilam, Alnitak y Mintaka, o los tres Reyes Magos para los cuates. Y en el hemisferio sur está la famosa Cruz del Sur.

Pero ¿Por qué estamos hablando de constelaciones? Pues porque resulta que tenemos todo un catálogo nuevo de constelaciones, 21 para ser exactos, con nombres bastante ñoños, aunque esta vez no están conformadas por estrellas sino por fuentes de Rayos Gamma.

NASA SMASH!

En el 2008 la NASA lanzó al espacio el Telescopio Espacial Fermi, que es un observatorio en órbita encargado de detectar las fuentes de Rayos Gamma para poder crear un mapa del universo a partir de los datos recopilados.

La luz se distribuye en diferentes niveles de energía y a todo el conjunto le llamamos Espectro electromagnético. Así, en el extremo de mayor longitud de de onda pero que emite menos energía está el infrarrojo y en el extremo de menor longitud, con niveles energéticos muy altos están los rayos gamma.

Si decimos que tiene diferentes niveles energéticos, queda claro que los seres humanos podemos aprovechar esa energía para muchas cosas (¿creías que sÓlo tú, Superman?): La luz que detecta nuestro ojo, llamada luz visible, es transformada por las plantas durante la fotosíntesis en alimento y la luz de nuestra estrella capturada por los paneles solares, se transforma en electricidad.

Los rayos X, aún más energéticos, nos permiten “ver” los huesos de manera indirecta y los rayos gamma, en el tope de energía, se usan principalmente para esterilización de alimentos y equipo médico.

Pero resulta que en el Universo que nos rodea todo el tiempo se están produciendo Rayos Gamma cuando choca un electrón con un positrón (su antipartícula o partícula contraria porque tiene las mismas características pero signo opuesto), proceso que se conoce como aniquilación por pares, y que puede observarse en las explosiones estelares, púlsares o galaxias distantes con agujeros negros supermasivos**. Es este tipo de radiación la que detecta el Fermi.

Como un gran número de científicos somos también ñoños por antonomasia, a la hora de mapear estos RG y detectar fuentes cercanas, empezaron a crear patrones, y ya que los griegos usaron las figuras de sus dioses y leyendas ¡Pues nosotros también!

Y es así que tenemos 21 constelaciones de RG con nombres ñoños empezando por esa que por supuesto no podía faltar: ¡La constelación Hulk! pues todo buen ñoño sabe que el origen del monstruo verde es un experimento fallido por parte del Doctor Bruce Banner ¡Con rayos gamma! (ahora, si lo piensan, ese Hulk realmente es súper letal porque es una bomba de cáncer con patas).

Hay otra dedicada al martillo de Thor, Mjolnir, y también viene mucho al caso porque en la Tierra, durante las tormentas eléctricas, llegan a producirse flujos de partículas subatómicas que se mueven cerca de la velocidad de la luz y que resultan en un destello de rayos gamma que dura aproximadamente una milésima de segundo (algo parecido a lo que ocurre en un acelerador de partículas).

Otro con constelación RG es Godzilla, pues aunque no se especifica la naturaleza del rayo de calor que este Kaiju emana en su versión de 1954, se le atribuyen características muy similares a las de un rayo gamma.

La Tardis es una constelaciones ñoña que tiene sentido bastante poético para los nerdos: Resulta que este aparato con forma de cabina policiaca sirve para hacer viajes en el tiempo. La ciencia no ha encontrado una forma de hacerlo sin violar las leyes de la Física que hasta ahora nos rigen, pero hay quien lucha por conseguirlo. Una de las vías es tratar de encontrar algo que rompa la invarianza de Lorentz (que dice el resultado de una medición no depende de qué tan rápido se mueva un objeto o de dónde se encuentre en el espacio).

Las explosiones cósmicas intensas o estallidos de rayos gamma (GRB, por sus siglas en inglés) están asociadas con los nacimientos de nuevos agujeros negros y ocurren en promedio una vez al día en algún lugar del universo.

La luz de los GRB suele tardar mil millones de años o más en llegar a nosotros. Einstein predijo, y los experimentos demuestran, que la luz viaja a una velocidad constante, por lo que toda la luz de la explosión inicial de un GRB debería llegar al mismo tiempo, incluso después de viajar miles de millones de años luz. Algunas teorías físicas predicen que la luz con la energía más alta se mueve un poco más lentamente que la luz con energías más bajas, lo que violaría la invariancia de Lorentz.

Una de las naves espaciales más conocidas por la cultura ñoña (y la cultura pop en general) es la Enterprise que se mueve gracias a motores que funcionan por medio de la aniquilación de materia y antimateria (partícula-antipartícula, ¿les suena?), así que ¡sí! la famosa nave de Star Trek continuamente está generando Rayos Gamma, por lo que obviamente tiene su ñoñoconstelación.

Todas estas constelaciones realmente forman parte del catálogo oficial de la NASA que pueden consultar aquí y están acompañadas de otras más nerds como la del Gato de SchrödingerEinstein o El Principito.

Si miras al cielo no las verás porque los RG radían fuera de nuestro rango de visión (el ojo humano no puede percibirlos), pero si pudieras ponerle nombre a alguna constelación ¿Cuál usarías? Definitivamente yo creo que hace falta un murciélago ahí, y tal vez una gata negra, pero cuéntanos ¿tú qué opinas?



*Un año luz es la distancia que recorre un rayo de luz en un año, o lo que es lo mismo, la distancia que logra recorrer algo que avanza a 300 000km/s apróx.

**Aunque los rayos gamma emiten un tipo de radiación ionizante que al estar expuestos a ellos modificaría nuestra estructura celular y resultan cancerígenos, los RG que se emiten en el espacio exterior no nos afectan porque son contenidos en las capas superiores de nuestra atmósfera.