Adaptando Super Mario Bros.

Con M de Manga.

Con el reciente estreno de la película de Sonic: El Erizo (y el favorable cambio de imagen que tuvo gracias a la presión de los fans), la serie live-action de The Witcher para Netflix y los recientes anuncios de series animadas de Overwatch y Diablo para la misma plataforma de streaming podemos decir que los videojuegos están entrando en una época dorada donde su invasión en otros medios es inminente.

Pero: ¿Y Nintendo? Más específicamente: ¿Y Super Mario Bros? Para resolver esa duda debemos ir un poco hacia atrás en el tiempo.

PRESS START

En 1986, el fontanero tuvo una OVA (Original Video Animation) llamada Super Mario Bros, en la que la gran misión era rescatar a la Princesa Peach, desafortunadamente esta adaptación estuvo disponible solamente en Japón.

De este lado del charco se estreno una serie animada llamada The Super Mario Bros. Super Show!, que comenzó a emitirse en 1989, constó de 52 episodios, y mezclaba segmentos de live action con la caricatura.

Los actores que daban vida a Mario y a Luigi eran Lou Albano y Danny Wells respectivamente. Esta serie tuvo una especie de secuela espiritual, por llamarla así, llamada Super Mario Bros 3, pero ya no se trataba de un programa unitario, sino formaba parte de Captain N: The Game Master, que era transmitido en la cadena NBC en su barra sabatina, esta constó de 26 episodios, para finalmente cerrar con Super Mario World, pero ya sólo tuvo 13 episodios.

Curiosamente todas las series animadas se transmitieron y doblaron en México.

THIS AIN’T NO VIDEO-GAME

Entonces llegamos a la razón por la que no existe nada de los fontaneros y sus amigos en muchos, muchos años: Super Mario Bros. La película, live-action que se estrenó en 1993 con Bob Hoskins y Johh Leguizamo como protagonistas.

Entre las cosas que molestaron a los fans fue el tono oscuro que tuvo la película, además de las pocas similitudes entre los videojuegos y el largometraje, se cambiaron los nombres de algunos objetos y se mezclaron personajes de distintos títulos de los hermanos fontaneros.

El Reino Champiñón se convirtió en una ciudad ciber-punk iluminada con neón en la que los dinosaurios evolucionaron hasta convertirse en humanos, por lo que nos encontramos con un Bowser político que viste trajes de piel y está obsesionado con baños de lodo. Los icónicos goombas se transformaron en estas cosas raras tipo lagartijas de dos metros con cabezas enanas, y esto era sólo la punta del iceberg, la trama tenía demasiados huecos, y lo peor es que el final dejaba abierta la esperanza de una secuela.

La película recibió fuertes criticas y representó una pérdida millonaria para  Hollywood Studios. Esto hizo que Nintendo se volviera más cuidadoso con sus propiedades y no supimos mucho del fontanero más allá de los videojuegos durante décadas.

Sin embargo, en noviembre de 2018 anunciaron que está en desarrollo una película de los hermanos italianos y sus amigos para 2022. Sera coproducida por Shigeru Miyamoto y el  CEO de Illumination, Chris Meledandri, estudio que nos trajo joyas como Sing y Despicable Me.

Quizás está película sea lo que los fans del fontanero esperamos, mientras nos queda celebrar este 10 de marzo (Mar-10) comiendo champiñones.