RingFit Adventure: Videojuegos y ejercicio

Todos necesitamos un modelo a seguir para distintas cosas en la vida, por ejemplo: Homero Simpson tenía a Thomas Alva Edison como inspiración para ser inventor (éste a su vez tenía a Leonardo Da Vinci), pero como músico de cuarteto su inspiración eran los Beatles, hasta llegaron a decir que eran “más grandes que Jesús”.

En mi caso, si algún día fuera desarrollador de videojuegos, seguiría los pasos de Shigeru Miyamoto o Tobi Fox, pero en lo que se refiere a salud física, mi modelo a seguir es sin duda Terry Crews, sí, el mismo de los comerciales de Old Spice, American Idol y Brooklyn 99, ése mismo sujeto que a sus 51 años de edad está en mucho mejor condición que muchos jóvenes de veintitantos.

Si durante la secundaria o prepa alguno de mis profesores de educación física hubiera estado en la condición física de Terry Crews creo que me hubiera tomado más en serio eso de correr en círculos como ganado y lanzar pelotas de un lado a otro como perro en el parque, pero la realidad es muy decepcionante y llena de profesores gordos, así que me dediqué a jugar videojuegos, leer cómics, ver animes y también a ser un sujeto redondo sin fuerza en los brazos. Ahhh… si tan sólo los gamers tuviéramos la oportunidad de ponernos en forma al jugar videojuegos y no fuera necesario ir a gimnasios atiborrados de gente, con entrenadores desinteresados y con pésima selección musical… si tan sólo…

Obviamente el que busca encuentra, y una simple indagación nos mostrará cientos de videojuegos de baile y para realizar actividades físicas como boxeo y yoga, pero en lo que respecta a educación física o fitness hay una compañía que se ha esforzado en crear videojuegos centrados en el ejercicio y tratar de mantener a su público con vida más allá de los 35 años. Sí, es Nintendo, y sí, me refiero a su insistencia en controles de detección de movimiento desde el lanzamiento del Wii con Wii Sports en 2006, seguido por Wii Fit en el ‘07, el casi desapercibido Wii Fit U en el ‘13, el muy popular Pokémon Go de 2016, y más recientes Ring Fit Adventure en ‘19 y Jump Rope Challenge (2020) que salió para el Switch hace unas semanas.

Como podemos ver Nintendo quiere, y a veces logra, que salgamos de nuestros asientos y nos pongamos en movimiento. ¿Es cansado? Sí ¿Es bueno para la salud? Sí ¿Es fácil? Bueno no, pero tampoco lo es vivir con diabetes o terminar Dark Souls, pero como todo, es posible hacerlo. Y si su pregunta es “bueno, digamos que ya tengo un Switch, ¿vale la pena el Ring Fit Adventure?” o “¿Conoces a algún tonto que lo haya probado?” Bueno, la respuesta es sí, ese tonto soy yo.

SUBIENDO AL RING

Ring Fit Adventure es un RPG que se controla con el Ring-Con que viene junto al juego y cuya trama es bastante genérica: vencer monstruos y subir de nivel para detener al gran dragón malvado y salvar al mundo, lo que no es genérico es que a, diferencia de Final Fantasy o Dragon Quest, no puedes atacar moviendo la palanca y seleccionando un ataque, debes mover el Ring-Con, seleccionar un ejercicio y ejecutar repeticiones de ese ejercicio, desde sentadillas y abdominales hasta poses de yoga para fortalecer el centro de tu cuerpo y la única forma de desplazarse por el mapa es corriendo en un sólo lugar. Más importante aún, tras meses de analizar y tratar de decidir en comprarlo, lo recibí como regalo de navidad, así que compartiré un poco de mi experiencia (EXP) con ustedes.

El atractivo de Ring Fit es el modo historia en forma de RPG, se puede practicar en modo libre, con minijuegos, o el reciente modo musical, pero desde que lo recibí me he enfocado más en la campaña para vencer a Dragaux, el dragón fitness que parece personaje de JoJo’s; hasta ahora he llegado a la mitad y mi cuerpo lo agradece, sobre todo mi postura y mis rodillas, verán, mi idea era estar “en forma”, o sea con kilos menos y más músculo, no al nivel de Terry Crews pero sí poder cargar cosas más pesadas que una bolsa de comida para perro y dejar un poco el sedentarismo al que me somete la vida moderna con el trabajo de diseñador y escritor alcohólico.

En los seis meses que he tenido Ring Fit, me he dedicado a jugar una o dos veces por semana por la falta de costumbre al ejercicio, mi adicción a otros videojuegos (Tom Nook está feliz de que mejoré la salud de mis rodillas porque así será más divertido romperlas si no le pago pronto) y estar ocupado con el trabajo, PERO con todo y una rutina tan irregular ha habido cambios positivos.

Hacer sentadillas y correr me ha ayudado a fortalecer las piernas; las rutinas de brazo, apretando y estirando el Ring-Con sí han servido para tonificar y fortalecer mis brazos de espagueti y por lo mismo mi cuello siente alivio y menos tensión por ver pantallas todo el día; en lo que respecta a los ejercicios de abdomen, son la muerte, creí ser débil en los brazos, pero mi abdomen es aún más débil, ahora con entrenamiento es un poco menos débil y a veces creo que hay algún músculo fortalecido debajo de mi gordura; con lo que respecta a las poses de yoga, no son tan extremas y no incluyen el icónico “saludo al sol” de Wii Fit Trainer en Smash Bros. pero vaya que ayudan a estirar y relajar, además, agradezco mucho el descanso que dan tras hacer una rutina de abdomen en mis intentos por vencer a Dragaux.

También puedes jugar a Fenomenoide.

¡RICHIE APRUEBA!

A estas alturas creo que entenderán que Ring Fit es realmente bueno para estar en movimiento, pero no es un juego para speedruns sino un maratón que se lleva con calma y mejorando la condición poco a poco, ya que la idea final es crear un hábito saludable para toda la vida y no terminar el juego y decirle adiós al ejercicio para siempre, además de que con los consejos de alimentación y el soundtrack será una experiencia inolvidable …y dolorosa. Muy inolvidable y muy dolorosa.

Si querían una señal para comprar uno de los videojuegos más vendidos durante la pandemia del 2020 es ésta, lo recomiendo mucho para ejercitarse desde casa en la comodidad de su sala sin tener que perder una hora de ida y regreso al gym, además de que cuesta menos que los tres meses de membresía que no les reembolsarán de lo que lleva esta cuarentena.

Puntos extra porque la música es de los compositores de Miitopia, Wii Fit, et al. y resulta ser muy pegajosa y excelente para ponerse en movimiento y no una playlist de Spotify de éxitos del reggaetón. Si se lo preguntan, sí, he ido al gym, no lo odio pero la música que ponen no tiene el feeling de correr como Rocky por las escaleras con los brazos arriba y Ring Fit no sólo tiene la música inspiracional sino que al terminar cada nivel te obliga a celebrar tu victoria con los brazos arriba.

Ahora, si aún no se convencen de desembolsar el costo del juego con el Ring-Con pero les interesa incorporar movimiento a su rutina pueden retarse a sí mismos y a sus amigos con el novedoso Jump Rope Challenge que mencioné antes, es gratuito para Switch y sólo requiere los joy-con normales. Pero ¿y si no tienen un Switch? bueno, siempre queda la opción de hacer ejercicio en casa sin un entrenador virtual, sin ganar puntos y sin vencer a un dragón por ello… o comprar Just Dance y jugarlo hasta que se vuelva repetitivo, algo así como 15 minutos o menos. 

La mejor forma de ejercitarse es vencer dragones.

Finalmente quiero confesar que la razón de escribir este artículo ha sido para motivarme a volver a jugar Ring Fit Adventure, llevo varias semanas sin jugar y he perdido la motivación de continuar, pero ahora que escribo sobre el progreso que he tenido en mi salud estos meses gracias al juego siento que mi determinación vuelve.

Y también quiero compartir mi experiencia para que sepan que como gamers hay opciones para ser más activos sin sentirse juzgados por los demás y sin tener que afrontar multitudes de gente, porque hacer ejercicio es algo para mejorar la salud propia, no para el entretenimiento de otros, y más en estas épocas donde la mala alimentación y falta de ejercicio resultan fatales para la mayoría de la población.

Así que ya saben, hacer ejercicio no sólo hace maravillas por su cuerpo y su autoestima, sino que les dará más salud (HP) y energía (MP) para jugar videojuegos de aquí a los 100 años de edad.

Además, hay explosiones.

Búscalo en Amazon México.