Spider-Man and Venom: Maximum Carnage

Retro Gamez

¡Ah, los 90!, Esa bella época donde todo en el mundo del cómic tenía que ser musculoso, violento, sangriento y con armaduras brillantes, una década que nos dejó el evento de Spider-Man que todos recuerdan gracias al villano Carnage… porque la historia lleva su nombre :v.

En Maximum Carnage, este villano rojillo realiza una matanza en Nueva York con su nueva “familia”, por lo que Spider-Man se une a Venom para detener a tan original personaje.

La popularidad de esta saga fue tal que tuvo adaptación a videojuego para las consolas SNES y Mega Drive/Genesis, las dos versiones son prácticamente iguales, con un gameplay de beat´em up en side-scrolling… O sea, pegar a los monitos que salen mientras avanzas a la derecha, como los famosos Double Dragon y Final Fight, máximos exponentes de este tipo de juegos.

Los eventos de la historia suceden igual que en el cómic, de hecho, durante el juego podemos ver escenas calcadas de las historietas para pasar de una escena a otra, algo que se agradece para cambiar el ritmo después de pasar un nivel golpeando cholos y chicos banda.

Los jefes de cada nivel son la nueva familia de Carnage, personajes como Shriek (no confundir con Shrek), el doppelganger de Spider-Man sobreviviente de Infinity War, el Demogoblin del mismo evento, Carroña, y el papá de la los pollitos, el mismo Cletus Cassady.

Como personajes seleccionables tenemos a Spider-Man y Venom… y ya. ¿Por qué sólo podemos seleccionarlos a ellos dos? Porque así lo indica el título, pero no os preocupéis, gracias a ciertas caritas de personajes Marvel que podemos encontrar en los niveles podemos invocar apoyo en tiempos de verdadera necesidad, así, con un ataque especial, se nos unirán héroes como el Capitán América, Black Cat, Iron Fist, Deathlok, Morbius, Firestar, Cloak y Dagger.

Los gráficos tienen los limitantes de la época, además de ser un videojuego desarrollado por LJN, subsidiaria de Acclaim. Quizá le faltó algo que muchos juegos de ese tipo tienen, mayor interacción con los elementos de la calle, como botes de basura o cajas, pero aún así es un juego divertido si eres fan de los personajes Marvel.

Este videojuego fue ambientado musicalmente por Green Jellö, banda de rock que era bastante popular en aquellos tiempos (tal vez la recuerden por su singular éxito “Three little pies”). Incluso su disco “333”, de 1994, abre con el tema “Carnage rules”, cuya versión acústica (y en midi de 16bits) es el tema del videojuego. (gracias a Rolando Muñoz, de Ghostbusters México, por el dato).

Hasta parece calcado del cómic.

El juego tuvo una segunda parte, Venom/Spider-Man: Separation Anxiety, también basado en el comic, el cual sigue siendo más de lo mismo sin algo realmente novedoso.

Quizá lo más recordado y llamativo del juego es que el cartucho salió en color rojo… porque sangre y así. Este detalle impactó a la chaviza de aquellos tiempos, que asumió que el juego era hiperviolento. Eso sí, tuvo una clasificación para adolescentes y mayores de 13 años, la primera vez que pasaba en un videojuego de Spider-Man.

Amigos lectores, ¿ustedes lo jugaron? ¿Aún conservan su cartucho rojo sangre para sentirse hiperviolentos? Dejen sus opiniones en los comentarios.

Stay tune people!